Novedades mayo para la desescalada

Segunda entrega de dj Monami con alguna de las novedades más interesantes

Quién lo iba a decir, ya nos ha caído un mes más a la sombra. Treinta días que han pasado más rápidos y relajados gracias a la música. Seguimos en busca de las mejores novedades por esas bandcamps del mundo, adquiriendo lo que buenamente podemos y también quemando wetransfer siempre perfectamente suministrados por la fabulosa e incansable red de amigos del indie. Que maravilla compartir música en estos tiempos que corren, que bien seguir descubriendo nuevas bandas que nos hacen tilín y que suerte poder reescuchar nuestras discografías y redescubrir por qué nos enamoramos de ese disco que hace tiempo nos aguardaba en la estantería. Las perspectivas no son las óptimas pero seguiremos perseverando con la divulgación musical, nada más complaciente que ayudarles a darle al play.

The Exbats: “You Don’t Get It (You Don’t Got It)

El año pasado nos enamoramos de este encantador duo de Oregon gracias a esa flecha certera llamada “Hercules”, incluida en su disco recopilatorio “E is 4 Exbats”. Pocos meses han tenido que pasar para que volvamos a sonreír y emocionarnos con esta nueva y fabulosa colección de canciones titulada “Kicks, Hits, and Fits”. Bubblegum Pop, garage de corte naif y harmonías repletas de guiños a los 60’s conforman esta ristra luminosa de perlas musicales. Con estas maravillas musicales hubieran sido estrellas en el catálogo de Sarah records y ahora lo son en nuestros corazones.

Walter Etc.: “Rotting on the Vine” / “White Lies”

Los californianos Walter Etc. tienen toda la gracia del mundo componiendo canciones luminosas y sencillas. Y sería estúpido por mi parte recurrir al tópico de la falta de pretensiones porque con sólo un par de vueltas a su recién estrenado “Dark Comedy Performance Piece of My Life” les sobrará para caer rendidos a sus pies y darse cuenta que aunque no lo parezca aquí hay mucha miga. Playas soleadas, atardeceres amenizados con psicodelia soft, folk de andar por casa, ramalazos guitarreros, comedidas dosis de lo-fi de los 90’ e incluso ukeleles, la coctelera de estos chicos de Ventura es tan prodigiosa como este pedazo de disco que se han sacado de la manga.

The Vacant Lots: “Rescue

El duo americano lleva desde el 2011 dándole vueltas a su personal estilo donde confluyen sin miramientos el electro más machacón, el post-punk reformulado, leves destellos industriales, efluvios dark wave y hasta cabezazos motorik. Han trabajado con Alan Vega, Sonic Boom y Anton Newcombe, el auténtico eje del mal de la psychomusic a su servicio. Desde su anterior ep, el tremendo “Exit” se acercan peligrosamente al legado de los hermanos Reid y nosotros no podemos estar más contentos porque esto huele a cameo y final feliz.

Disq: “Gentle”

Esperábamos como agua de Mayo la puesta de largo de estos jóvenes americanos. El 7” de debut para Saddle Creek, esa fabulosa “Communication”, ya nos dejó con los dientes largos y las expectativas por las nubes. Y la experiencia tras escuchar este flamante “Collector” no puede ser más satisfactoria. De paleta colorista y variada, de desarrollos a veces extraños y otros clásicos, este trabajo exhuda fragancias del mejor indie de los 90’s. Inevitable pensar una vez más en los ramalazos guitarreros de Pavement, Pixies o Built to Spill. Otras canciones se aproximan con gracia a las melodías de los Weezer más alambicados, incluso hay momentos introspectivos y coqueteos con el folk más dulce. Apunten y escuchen porque estamos ante uno de los discos indie de la temporada y ante un grupo con la suficiente personalidad para regalarnos grandes momentos musicales en el futuro.

Gorillaz: “Aries ft. Peter Hook & Georgia (Episode Three)”

Damon Albarn ha dado durante estos años contadas muestras de ser el alumno más aventajado de su generación. Ha sabido seguir creciendo musicalmente y ha rehuido del estancamiento a través de diversos proyectos, colaboraciones impensables y experimentos aseados. En este nuevo tema de sus Gorillaz recluta al bajista de Joy Division para hacerle un lifting al legado de New Order. La canción que andan buscando los de Manchester desde hace una década se lo saca de la chistera y sin aparente esfuerzo la carita guapa de Blur. Tutti Frutti para Daemon.

Martin Frawley:Nowhere to Be Seen”

El líder de los maravillosos Twerps nos entrega este single vía Merge Records. Una auténtica golosina pop, que sin alejarse lo más mínimo del ideario musical de la banda de Melbourne incide en lo expuesto en su debut en solitario “Undone at 31” publicado el pasado año. Encandila con su simplicidad y esa fragancia a Flying Nun tan descarada.

Tittyshev: “Otra Vida”

No lo duden, en el extrarradio barcelonés se practica Dreampop del bueno. Para quien no lo sepa los amigos de Tittyshev andan cocinando grandes canciones desde hace un par de años. Guitarras expansivas, pedaleras bien nutridas, teclados y voces oníricas y un corazón pop incandescente que los emparenta con los adalides del género. De Silvania a Linda Guilala y de Slowdive a Medicine. Gran shoegaze en mi querido Baix Llobregat, quién me lo iba a decir.

The Beths: “Dying To Believe”

Otra de las mejores bandas surgidas en el panorama indie internacional en los últimos años. De la inagotable cantera neozelandesa, esa a la que siempre nos agarramos los amantes del mejor pop de guitarras. Vuelven al punto donde lo dejaron tras el celebradísimo “Future Me Hates Me” con un nuevo y potente pelotazo. Guiados por la encantadora voz de Elizabeth Stokes y esas guitarras inconfundibles aciertan de nuevo en la diana con ese powerpop kiwi marca de la casa.

The Cry This Hazy Morning”

Los americanos The Cry sacaron el precioso “Beautiful Reasons” en 1990 y se esfumaron. Un disco que reivindicaba el pop de claroscuros y la elegancia ochentera poco demandados a principios de aquella década y que imagino debió sonar obsoleto a quien debía promocionarlo, hecho que motivó que desafortunadamente no se comieran un rosco y tiraran la toalla. Vale la pena recuperar aquel artefacto especialmente si tus gustos musicales son afines a bandas como Echo & th Bunnymen, Psychedelic Furs o The Ocean Blue porque rebosa clase y grandes canciones. Pues resulta que los chicos decidieron arrejuntarse para reverdecer laureles y hace unos meses nos entregaron un primer cañonazo titulado “The Other Way”. Pura energía con poso que ahora rubrican con este sobrio guiño a Ian Mcculloch que demuestra una vez más que siguen empecinados en sus obsesiones musicales y que no han perdido ni un ápice de su olfato compositivo.

Marcos y Molduras: “La Rutina

Compuesto por tres singles previos y cinco temas nuevos, Discos de Kirlian pone en circulación, a través de una preciosa edición en 10” limitada, el primer trabajo del dúo madrileño Marcos y Molduras. Pop pluscuamperfecto ideal para fans de Helen Love, Heavenly y Los Punsetes.

Mira Cunit: “Ego Away”

El proyecto de Víctor Antolín regresa con este “Ego Away”, single de adelanto del que será su nuevo Lp y esperamos brillante y digno sucesor del interesantísimo y acertado “Breve Estado de Euforia” del 2017.  Esta sobria oda al escapismo de tintes chinarrescos vuelve a retrotraernos a los dorados 80’s de bandas estilosas como Golpes Bajos, La Mode y Décima Víctima y  a su vez conecta con naturalidad con la música y el imaginario exquisito de finos estilistas contemporáneos como Ectoplasma o Murciano Total.

Surfer Blood: “Parkland (Into the Silence)”

Para quien no los conozca, la banda de Florida celebrará diez años sobre las tablas con el inminente “Carefree Theatre”, su quinto trabajo (sexto si contamos su disco de versiones de 2017). Su powerpop sabroso, siempre perfectamente guiado por la preminencia del bajo y las exquisitas armonías vocales sigue bebiendo con buen gusto de fuentes como The Feelies o The Shins, encontrando un punto medio ideal. Como si los Cloud Nothings se enterneciesen o los Real Estate se pasaran de vueltas.

Thurston Moore: “Instant Transcendent Conjeture”

El jefazo se enrolla y nos abre los archivos para animarnos en tiempos de confinamiento. Este arañazo marca de la casa pasa por ser un descarte firmado junto a sus esbirros de la Thurston Moore Group en el 2016. Punch, mugre y R,n,R, el corazón de la juventud sónica sigue palpitando.

Clementines: “Daffodil Hill”

Este corte de manual es puro jangle pop deslabazado y saltarín y nos llega desde Ohio. Viene firmado por los noveles The Clementines que sin esfuerzo alguno y con gracia inusitada nos retrotrae a los tiempos mozos del indie y a aquel amateurismo musical contenido en las enseñanzas de Television Personalities y The Pastels. Porque ser joven es una gran suerte y querer parecerse a los más grandes no tiene nada de malo y menos si te acaban saliendo redondeces como esta encantadora “Daffodil Hill”.

The Bell Streets: “Brooklyn”

The Bell Streets, la banda formada por Nick Batterham y Josh Meadows (ex cantante de The Sugargliders, formación del catálogo tardío de Sarah Records) debutan con este elegante y sofisticado compendio de pop titulado “Monuments”. Si lo tuyo es el chaqué de Aztec Camera y los arreglos bien colocados date un paseo por su bandcamp.

Rolling Blackouts Coastal Fever: “She’s There”

Hay que caer en gracia, tener un salvoconducto o ser realmente bueno para traspasar esa capa impermeable que han impuesto los medios y las modas ante todo eso que suene a indie clásico. Los australianos han trascendido porque tienen canciones como la copa de un pino y porque su propuesta musical es robusta y sigue avanzando con paso firme. Alegrémonos porque aquí nos muestran una nueva muesca de su revólver.