El sueño americano

Steven Soderbergh es ese director que desde que anunció que se retiraba del cine, no ha dejado de hacer películas (aunque sean para televisión). Una buena noticia porque, Ni un paso en falso, estrenada en HBO Max, en una estupenda cinta de cine negro clásico. 

Soderbergh rueda con eficacia y sobriedad el guión de Ed Solomon, protagonizado por dos perdedores del submundo criminal: Ronald Russo y Curt Goynes. Dos pistoleros contratados para un trabajo ‘sencillo’, que, como suele ocurrir en el cine negro, se tuerce rápidamente hacia la fatalidad. Gradualmente, se va descubriendo la verdadera naturaleza de ese trabajo según se van complicando las cosas para los protagonistas, y ese desarrollo nos va presentando los diferentes elementos que conforman la sociedad: la familia tradicional, la policía, la mafia, la minoría afroamericana y la clase empresarial. El mensaje está claro: el sistema entero está podrido: el capitalismo y el libre mercado han sido amañados para que siempre ganen los mismos, y nuestros protagonistas son simples títeres en manos de fuerzas que no pueden controlar. 

Para contar esto, Soderbergh utiliza una lente gran angular que deforma los contornos del plano, una estupenda ambientación de los años 50 y, sobre todo, un reparto impresionante: Benicio del ToroDon CheadleKieran CulkinDavid HarbourJon Hamm, un recuperado Brendan Fraser, nada menos que Ray LiottaFred Dukes y hasta Matt DamonNi un paso en falso tiene una trama absorbente en la que cada giro de guión aporta sorpresas y nuevos significados a la historia, atrapando poco a poco a los protagonistas en una emboscada existencial de aliento pesimista. Muy recomendable.