Pocas bandas representan mejor el sonido de la escena canaria de los 90 como Los Coquillos. Una década después de grabar su primer disco y con la ayuda de El Quebradero (Alby Ramírez y Sergio Miró) Miguel Cedrés nos presenta su segundo largo “Verano mortal».

Los Coquillos mantuvieron vivo su legado en los primeros años de internet, cuando para su sorpresa la canción ‘Borracho hasta el amanecer’ volvió a colocarse en los primeros puestos de las listas de éxitos latinoamericanas. Una década después, con una mirada nostálgica pero sin perder de vista el presente, Cedrés ofrece su faceta más personal y explorar aquellas influencias que han estado muy presentes en su carrera.

Mucha guitarra, influencias del brit pop y glam rock setentero y un gran amor a clásicos como George Harrison es lo que resuena en todo el disco.

Puedes escuchar el disco en diferentes plataformas aquí.