7.0
Score

Final Verdict

Luis Vasquez se sumerge en un nuevo universo sonoro, cercano a la banda sonora y eminentemente instrumental, para reflexionar sobre la idea del cuerpo. Una escucha incómoda a la par que absorbente.

Luis Vasquez —más conocido por el nombre de su proyecto musical The Soft Moon— engrosa la lista de lanzamientos de este primer mes de 2021, un año que no apunta hacia lo prometedor pero que en lo musical ha empezado fuerte. Casi tres años después del lanzamiento del último trabajo de The Soft Moon, «Criminal» (Sacred Bones, 2018), el californiano acaba de publicar su primer disco sin el peso de la marca de The Soft Moon, «A Body of Errors».

Con este álbum, Vasquez deja claro que necesitaba explorar territorios sonoros más allá del post punk/darkwave/industrial en el que se ha asentado durante la última década y se adentra en parajes atmosféricos, íntimos y de tintes cinematográficos. Según ha manifestado el compositor y multi-instrumentalista, el concepto del álbum nace de imaginarlo como  una colección de temas para vivir en el cuerpo humano. Así, durante 38 minutos, Vasquez explora y reflexiona sobre la idea del cuerpo y lo hace desde una perspectiva incómoda, sin miedo a descubrirse vulnerable. Y es que el artista ha confesado que siempre se ha sentido horrorizado ante su propia anatomía.

«A Body of Errors» bien podría ser la banda sonora de una película de terror. Las 14 pistas del álbum despiertan sensaciones de desasosiego, aprensión, inquietud, incomodidad e incluso fobia gracias a ritmos muy marcados, en los que los sintetizadores y la percusión juegan un papel clave. Se trata de un trabajo eminentemente instrumental (la única excepción la encontramos en el undécimo corte, “Used To Be”) cuya sonoridad evoca la cinematografía de David Lynch en Carretera perdida o Twin Peaks.

Un crescendo de sintes tenebrosos  convierten a “Poison Mouth” en uno de los cortes más “terroríficos” del disco. Su videoclip nos conduce por una travesía sobrecogedora a través de una carretera árida y hostil en la que se vislumbra la silueta oscura de alguien que, a medida que confluye con el objetivo, se revela como el propio Vasquez golpeando algo (un algo que no se aprecia pero que bien podría ser su propio cuerpo).

El artista dirigió el clip de “Poison Mouth” y el de otros dos temas más: “This Guilt” y “Surgery”. En “This Guilt”, de ritmo rápido y ansioso, lo vemos encadenado a una silla en medio de un paisaje desértico, mientras en “Surgery”, más pausada pero con una cadencia digna de un thriller, camina por una carretera arrastrando las cadenas que lo atarán a esa silla.

Pese a este giro estilístico hacia lo cinematográfico, es innegable que la oscuridad, la tensión y el distintivo sonido industrial de los cuatro trabajos de The Soft Moon siguen manifiestamente tangibles en este nuevo proyecto del músico de Oakland. Desde el primer tema, “Interno”, ya se conforma la atmósfera inquietante e impenetrable inherente a su discografía y que impregna también este trabajo. En cierto modo, Vasquez sigue transitando los mismos caminos tortuosos de siempre, explorando el dolor y la angustia humanos, solo que con el foco puesto en la fisicalidad del cuerpo y de una manera mucho más íntima y personal. El resultado es un disco de escucha perturbadora pero fascinante, que incomoda y absorbe a partes iguales.

Aunque «A Body of Errors» está disponible en todas las plataformas digitales desde el pasado 15 de enero, quienes quieran hacerse con el CD o el vinilo deberán esperar hasta el próximo 26 de febrero.