Brecha generacional

Detrás de Los Mitchell contra las máquinas está la varita mágica de los productores Phil Lord y Christopher Miller, responsables de maravillas como La Lego película (2014) y Spider-Man: un nuevo universo (2018). Aquí imprimen su particular sentido de la comedia como productores en una cinta animada que es una maravilla: divertidísima, visualmente chulísima y con corazón.

 Dirigida por Michael Rianda y Jeff Rowe, la película presenta una animación 3D espectacular que sin embargo se presta a la plasticidad e ingenio del cartoon en dos dimensiones, alejándose del realismo de Pixar para acercarse a la caricatura. El apartado visual es colorido y luminoso y está plagado de intrusiones gráficas que vienen directamente de las redes sociales: emoticonos, filtros y todo tipo de efectos de Instagram y Youtube. Una estética que aporta otro nivel de lectura y apoya de forma perfecta un guión -firmado por los propios Rianda y Rowe- que satura de chistes y bromas a ritmo de ‘meme’, y que hace parecer lentos a los episodios más frenéticos de Los SimpsonFuturamaPadre de Familia. Esta ametralladora de gags no evita un certero diseño de personajes: la familia protagonista, los Mitchell son absolutamente entrañables. 

La historia nos presenta a una millennial, Katie (Abbi Jacobson) que sueña con estudiar cine, en contraposición a su padre, Rick (Danny McBride), un tipo maduro, analógico y amante de la naturaleza, más bien torpe y con sus propios problemas de madurez. Ese conflicto central entre padre e hija es básicamente la brecha entre la generación pre Internet y los nacidos en la era del smartphone. Sin darle la razón a ninguna de las dos partes, el guión se dedica inteligentemente a reírse de ambos mundos, en lo que puede ser la historia definitiva sobre el asunto. Porque de fondo, la familia Mitchell se enfrenta nada menos que al fin del mundo, cuando la tecnología creada por el enésimo trasunto de Steve Jobs (Eric André) se rebela contra la raza humana e intenta dominarla en una mezcla de Terminator Matrix.