8.1
Score

Final Verdict

Lightheaded debutan con un estupendo álbum en el que su indie-pop viaja por unos cuantos caminos diferentes. Lo mejor es que, gracias a esta variedad, logran dar con una colección de canciones rebosante de frescura.

Todos los años sale algún disco de indie-pop que te atrapa a la primera y ya no te suelta hasta pasados unos cuantos meses. Para 2024 tenemos un firme candidato en ‘Combustible Gems’, el álbum de debut de Lightheaded. Y es que, este joven trío de New Jersey ha cogido todas las influencias que tienen este tipo de bandas y ha hecho una colección de canciones que rebosan frescura. Aquí hay bastante del pop independiente de los ochenta. Pero también una mirada a los sesenta y las composiciones del Brill Building. Y si a esto le añadimos un pequeño viaje al power-pop de los setenta, nos encontramos con una mezcla que resulta de lo más adictiva.

Estamos ante un trabajo en el que casi cada canción es una sorpresa. Eso sí, ya cuentan con un sonido reconocible gracias a la voz pausada y melancólica de Cynthia Rittenbach. Un nexo común que hace que viren hacia varios sonidos sin que pensemos que estamos ante muchos grupos diferentes. Así, nada más empezar, nos entregan la potente y compacta “Always Sideways”. Una estupenda canción en el que las guitarras y los teclados brillan y explotan en un estribillo redondo. Y sí, puede que despiste un poco al escuchar el resto del álbum, porque esos teclados ya no vuelven a cobrar protagonismo hasta “Hugging Horizons”, que es otra joya de puro pop. Pero si lo que se quiere es atrapar al oyente desde el primer momento, no hay mejor canción para hacerlo.

En este viaje por diferentes décadas del pop que nos proponen Lightheaded hay un poco de todo. Así, en “Dawn Hush Lullaby”, entra en juego un sonido muy inocente, y casi juguetón, que los lleva directos a los sesenta. Sin embargo, en “Moments Notice” y “Bright Happy Girls”, se ponen sus camisetas de Comet Gain y entregan dos pildorazos de pop que bailan entre décadas con una facilidad pasmosa. Y si nos vamos a “You and Your Mother”, nos encontramos con un tema enérgico que cuenta con unas guitarras que parecen sacadas de los setenta. Incluso ese solo tan limpio que aparece hacia el final. Pero ojo, que también saben cuando bajar el ritmo y entregar un delicado, pero algo ruidoso, corte de indie-pop como es “Still Sitting Sunday”. O cerrar el álbum con una “Because of You” donde el chamber-pop y el folk se dan la mano.