Se acerca el verano. Bueno, a nivel de temperatura, cortesía del cambio climático —abstenerse negacionistas— hace ya tiempo que está aquí. En cualquier caso, época ideal para, por ejemplo, darse un buen atracón de cine —vale, o series—. Concretamente, un festín de las mejores películas y documentales sobre rock, gracias a Efe Eme y al periodista Xavier Valiño. Una sesión doble de auténtico lujo, con 200 títulos —más, en realidad— entre los que escoger.

Nacido en Cospeito, Galicia, en 1965, Xavier Valiño García es un referente del periodismo cultural —atentos a su faceta de reportero de viajes—. Su dilatada trayectoria se inicia a los 13 años en Radio Popular de Lugo, a la que siguieron otras emisoras en Galicia, Madrid o, actualmente, Las Palmas. En la Televisión de Galicia participó en programas como Miraxes, Zigzag, Planeta Cine y Banda Curta —del que fue guionista y presentador—. Además de en infinidad de webs, desde 1983 publica regularmente en diarios como Diario Vasco, Santiago Siete, La Voz de Galicia, La Provincia (Las Palmas), El Correo Gallego o El Progreso (Lugo). Y, desde 1990, en revistas como Ruta 66, Mondo Sonoro, Zona de Obras o, claro, Cuadernos Efe Eme. Es autor de once libros y coautor de otros cinco. 

Las 100 mejores películas del rock y Los 100 mejores documentales del rock son sus últimas obras publicadas, traslación directa de su labor como investigador y arqueólogo musical. Ésta le ha llevado a participar en varios congresos nacionales e internacionales, comisariar exposiciones sobre la censura en el rock durante el franquismo. O coordinar (2006-2016), el ciclo Docs. Music del Festival Cineuropa en Santiago de Compostela, el Escenas de un Planeta Sonoro en el Festival WOMAD y, este mismo año, los ciclos de películas musicales Cinezín – Secuencias de Acordes, en Las Palmas, y III Encuentros en el Mal, en Santa Cruz de Tenerife. ​

Las 100 mejores películas del rock (2021)

Agrupadas por décadas, ordenadas por su fecha de estreno, desde los 50 hasta la actualidad, y una sola por artista. Esas son las únicas reglas de la selección de Xavier Valiño en Las 100 mejores películas del rock —bueno 101, siendo precisos—, que incluye también un puñado de series —definitivamente, tengo que ver Treme—. Como es lógico, están las archiconocidas y, digamos, esperables. Pero lo cierto es que la gran sorpresa es la notable cantidad de potenciales descubrimientos que aguardan al lector y futuro espectador. 

Y ello se debe a la amplitud de miras del autor no solo en la definición de rock entendiendo el concepto en su más amplio sentido —en estas páginas hay heavy metal, jazz, hip hop, reggae, country—. Sino a la propia confección del listado. Entre las escogidas, algunas destacan por su banda sonora. Otras por su argumento. O debido a sus cualidades cinematográficas. Unas pocas, incluso, lo combinan todo. Y una, absolutamente indispensable, «llega hasta 11»… 

Así, tenemos películas seminales en las que la música es un elemento clave como Semilla de maldad, American graffitti o Easy rider. Biopics canónicos —punto positivo extra por la ausencia de Bohemian Rhapsody aunque, en cambio, sí la pésima e inevitable En la cuerda floja—.  Óperas rock mod. Musicales —siempre un género delicado—. Rarezas con mucha influencia de los estupefacientes, tipo El muro de Pink Floyd. Hasta pequeñas joyas como Mystery train o Corazón rebelde —otro punto adicional por ello—. Y solo hemos llegado a la mitad…

Los 100 mejores documentales del rock (2022)

Porque si la selección de películas era generosa, diría que en Los 100 mejores documentales del rock Xavier Valiño se supera. Porque el listado propuesto excede, con mucho, el centenar de sugerencias. Y es que, de nuevo, el periodista gallego condensa su antología a un título por artista. Sin embargo, complementa cada pieza escogida con otras recomendaciones que tienen que ver con la banda en cuestión. Efecto multiplicador para cada documental, perfecto para los más exigentes «completistas». 

El resultado es apabullante. Uno diría que el volumen, siempre ameno como su antecesor, no tiene flancos por cubrir ya que, además, se cierra literalmente en nuestros días con los documentales de Sparks, Summer of soul o The Velvet Underground. De hecho, más del 60% de las obras escogidas en el libro datan de las últimas dos décadas —no me refiero a su temática, donde las eras pretéritas si tienen un peso destacable—, demostrando que el género goza de especial salud en este milenio.

De este modo, tenemos de todo. Del Elvis del 68 a la American Utopia de David Byrne. Los inexcusables festivales y conciertos icónicos —Woodstock, Monterrey, Wattstax, Bangladesh, El último vals de The Band o el Unplugged de Nirvana—. Personalidades absorbentes —torturadas también vale— retratadas en trabajos imprescindibles sobre Nina Simone, Daniel Johnston o Lemmy. O crípticas, siempre rodeadas de un halo de misterio, como los de Scott Walker, Nico o Chet Baker. O disecciones extraordinarias de un género que en realidad es la punta de lanza de una cultura como la magnífica serie The blues.  

 En definitiva, tenéis bastante que leer… y ¡mucho que ver!