Crear o no crear

La novelista y su película es un nuevo ejercicio minimalista del director Hong Sang-soo. Ya sabréis que el surcoreano tiene un estilo depurado, despojado de florituras, tanto en lo formal como en lo narrado. Su cámara no necesita moverse -casi nada- para captar las conversaciones de sus personajes, que de forma realista y cotidiana van construyendo una historia que evita el más mínimo efectismo. Personalmente, creo que el cine actual de Hong Sang-soo hay que afrontarlo con la calma de la contemplación y aceptando el reto de buscar en cada film la intención de su autor, nunca evidente, y disfrutando de las idiosincrasias de los personajes, que se descubren en los pequeños detalles.

En La novelista y su película, la actriz Kim Min-hee, protagonista habitual del cine de Sang-soo, es una exitosa escritora que ha perdido el interés en la creación. Durante la película, tendrá encuentros con personajes que, de una manera u otra, se dedican a la creación artística -actrices, escritoras, un director de cine y un poeta- pero han perdido de alguna forma el interés o la pasión juveniles. Dichos personajes parecen funcionar -es mi interpretación- como expresiones de la idea de la creación artística como oficio, cuando no se trata simplemente de pura inspiración, sino de un esfuerzo que choca con el pragmatismo que se ha impuesto en la vida moderna, sobre todo con el imperativo económico que nos obliga, a todos, a trabajar para vivir. ¿Vale la pena seguir creando? La película incluye un breve fragmento del cortometraje que han realizado los protagonistas, significativamente, en color -cuando el resto de la cinta es en blanco y negro- que se puede interpretar como la respuesta de Hong Sang-soo al respecto.