De todas las nominadas en los Globos de Oro en la categoría Mejor Película Dramática de este año, “La Habitación” no tiene el academicismo formal de la excelente “Carol“, ni el vibrante virtuosismo de “Mad Max: Fury Road”; carece de la fría precisión de “Spotlight” y, por supuesto, de la ostentosa vacuidad de “The Ravenant”; pero es, sin duda, la más emotiva y por ello, la más humana de todas ellas.

room1

Supongo que sus detractores apelarán a su candorosa narrativa y cierta cadencia hacia lo lacrimógeno para criticar este drama dirigido por el irlandés Lenny Abrahamson (al que ya conocimos por el delirante y en mi opinión fallido semi-musical “Frank” (2014) en el que Michael Fassbender lucía enorme cabeza de cartón para deleite de hipsters y modernetes de medio pelo) pero he de admitir que yo no he podido más que rendirme ante una película que, si dejas que funcione, si dejas que te atrape, es realmente hermosa.

Arranca de forma poética, como el relato de supervivencia de una mujer en cautividad junto con su hijo de cinco años (fruto de la relación con su captor y que no conoce el mundo real) viviendo encerrados en un microcosmos de miseria. En principio esto no supone ninguna novedad, las referencias al Conde Montecristo o Alicia en el País de las Maravillas pueden pecar ciertamente de obvias y los primeros minutos de la película nos remiten temáticamente de manera muy lejana a títulos como “Chained“(2012) de Jennifer Chambers Lynch.

Pero es el tono envolvente del film y sobre todo el creíble vínculo que aportan las interpretaciones de la, de nuevo sobresaliente, Brie Larson (ya lo fue y de qué manera en “Las Vidas de Grace, Short Term 12“) junto con el pequeño Jacob Tremblay (toda una revelación con solo 9 añitos), donde esta película gana la partida.

room2

Gracias al empeño de esta obstinada madre pronto se abrirá paso la ternura. Una secuencia de infarto servirá de transición hacia la segunda parte del Film y este se transformará en un Drama Social fascinante sobre el regreso a la “Realidad” y la aceptación de la Vergüenza, dando como resultado una Obra que sin ser perfecta resulta casi redonda, pero sobre todo, es EMOCIONANTE.