No es la primera vez (y seguramente no será la última) que alabamos aquí el esfuerzo de la Fundación Mapfre por acercar a los madrileños las obras de algunos de los fotógrafos más importantes e influyentes del siglo XX. Exposiciones de primer nivel, y con acceso gratuito al público, que se han convertido en un referente ineludible al hablar de la actividad cultural de la capital.

Esta vez le toca el turno al fotógrafo checo, de nacionalidad francesa, Josef Koudelka. La muestra, compuesta por más de 150 fotografías, hace un recorrido por las más de cinco décadas de trabajo de este artista. Desde sus primeros proyectos experimentales durante finales de los años 50, hasta sus históricas series “Gitanos”, “Invasión” y “Exilios”.

“Nacionalidad Incierta” es el título de la exposición, que describe tanto el sentimiento de falta de un lugar propio como la ambigüedad del término “nacionalidad” (algo que Koudelka experimentó en primera persona tras su exilio de Checoslovaquia después de  la Invasión de Praga por las tropas rusas). Una exposición que, desgraciadamente, adquiere un carácter de absoluta actualidad debido a los terribles acontecimientos que están provocando que miles y miles de personas abandonen sus hogares intentando llegar a Europa en busca de una vida mejor (o simplemente una vida).

Podrá verse en la sala de exposiciones de la entidad, situada en la Calle Bárbara de Braganza 13 de Madrid, hasta el 29 de noviembre.