JARV IS…, ‘Beyond The Pale’ (Rough Trade, 2020)

Álbum de debut del nuevo proyecto de Jarvis Cocker

Es una obviedad decir que Jarvis Cocker ya no tiene que demostrar nada y que, además, es el tío más molón del planeta, pero la verdad es que es así. Además, conviene recordarlo de vez en cuando. Sobre todo, si vuelve con su primera colección de canciones nuevas en más de una década. Eso sí, esta vez lo hace con una banda al completo a la cual ha llamado JARV IS… Un proyecto que se ha cocido a fuego lento, ya que ha pasado más de un año desde que pudimos escuchar su primer adelanto. Eso sí, la espera ha merecido la pena.

Beyond The Pale’ es un disco que viene del directo, ya que las canciones han sido creadas a partir de las grabaciones de los conciertos que han dado durante estos dos últimos años. Así que no estamos ante un disco en vivo, pero sí ante uno que tiene la base en el directo. Una forma de trabajar curiosa, que parece que les ha funcionado muy bien. En parte, porque, sus canciones, al ser bastante extensas, se prestan mucho a esa improvisación que siempre surge encima de un escenario. Quizá, por eso el mismo Jarvis Cocker dice que esto “es un disco vivo”. 

Estamos ante un trabajo algo ecléctico, en el que las influencias de Leonard Cohen se mezclan con el House, la psicodelia e, inevitablemente, con Pulp. Así que al menos resulta de lo más entretenido escuchar a Cocker tirar del mítico artista canadiense en “Save The Whale”, una canción que está inspirada ‘Marianne & Leonard: Words of Love’, el estupendo documental que narra la relación entre Leonard Cohen y Marianne Ihlen. O dejarse llevar por terrenos más psicodélicos en la genial y acelerada “Must I Evolve?”. Además de, evidentemente, acercarse a su mítica banda en la popera “Children of the Echo”. Pero lo mejor es cuando se pone juguetón. Primero en “Am I Missing Something?”, en la que tira de un ritmo sintético y ochentero para hacerse con la canción más directa del álbum. Y más tarde en “House Music All Night Long”, donde se pone más electrónico que nunca para dedicarle una especie de homenaje envenenado a la música de baile. Toda una maravilla llena de teclados que se convierte por derecho propio en el gran tema del disco.

Reseña Panorama
Puntuación