7.7
Score

Final Verdict

Fred Again.. se deja llevar por la electrónica más melancólica en el tercer volumen de su ‘Actual Life’. Y hay que decir que, una vez más, le funciona estupendamente.

No cabe duda de que Fred Again.. se ha convertido en una de las estrellas de la música electrónica de la actualidad. Además de una de las más prolíficas. El de Londres lleva un 2022 lleno de éxitos, y en el que nos ha dejado colaboraciones con Romy de The xx -esta misma semana ha sacado una canción con ella-, o con Swedish House Mafia. Incluso se ha sacado de la manga todo un pepinazo dance llamado “Jungle”. Pero, además, cuenta con ese proyecto/diario llamado ‘Actual Life’ que empezó durante la pandemia, y del que acaba de publicar su tercer volumen.

Actual Life 3 (January 1 – September 9 2022)’ reincide en esa curiosa forma de componer que tiene Fred Again.. Aquí, las canciones nacen de audios que le envían sus amigos, de vídeos aleatorios que ha encontrado en YouTube, o de esos temas que le han acompañado durante las fechas abarcan este proyecto. Lo que hace que, evidentemente, el álbum tenga bastante coherencia. Algo que imprescindible en un disco que quiere transmitir las sensaciones de un periodo de tiempo en concreto. Y para conseguir esto deja que sus canciones se impregnen de una evidente melancolía, y se olviden la efusividad más dance que nos encontramos en sus lanzamientos fuera de este proyecto.

No es que estemos ante un disco que no se pueda bailar, pero sí ante uno para lanzarse a la pista de baile con tristeza y melancolía. Tenemos un tema como “Delilah (pull me out of this)”, en el que, con la ayuda de Four Tet, se hace con todo un himno dance. Aunque hay que decir que tiene un aire al “Another Chance” de Roger Sanchez. O la más contundente “Kammy (like i do)”, en la que tira de beats machacones para tapar un poco la voz triste de KAMILLE. Además de “Clara (the night is dark)”, donde se mete en una electrónica de lo más ensoñadora y preciosista. Aunque la joya de la corona de esta faceta, y de prácticamente todo el disco, es “Danielle (smile on my face)”, en la que se vale del “Nice to Have” de 070 Shake para hacer una autentica maravilla de electro-pop.

Fuera de esa faceta más dance también cuenta con momentos bastante interesantes. Ahí tenemos esa preciosidad llamada “Bleu (better with me)”, en la que, con muy poco, se hace con una de esas canciones que tocan la patata. O cortes como “Berwyn (all that i got is you)” y “Nathan (still breathing)”, donde se aleja del club para irse hacia un camino que bien podría compartir con James Blake. Y ojo con esa “Winnie (end of me)” final, en la que se mete en mundos de lo más etéreos y ensoñadores, y en la que ni siquiera enchufa la caja de ritmos.