Espíritu (anti)navideño

Ganadora del premio al mejor guión en el Festival de Sitges 2021, Silent Night es la película antinavideña perfecta. Con un reparto coral encabezado por Keira Knightley, secundada por Lily-Rose DeppMatthew GoodeAnnabelle Wallis y Roman Griffin Davis -el niño de Jo Jo Rabbit (2019)- la película comienza como la típica comedia romántica, con una reunión de amigos y familiares, en un ambiente festivo y navideño. El gran misterio de la película, que lo cambia absolutamente todo, es el verdadero motivo de la reunión, giro que, evidentemente, conviene no conocer antes de verla. Tras esta revelación, Silent Night se desarrolla como una comedia muy negra, que con humor ácido cuestiona la vida en occidente y todas sus instituciones: el gobierno (el británico), la religión, la familia, el matrimonio, la educación de los hijos, el cómo estamos degradando el ecosistema y también los proyectos individuales de vida. ¿Estamos tan seguros de que nuestros sueños y planes valen la pena y van a cumplirse? 

Silent Night es una película que parece hablar desde una sabiduría adquirida tras lo aprendido durante la pandemia – ¡Aunque se rodó antes del confinamiento! – y que nos muestra cómo deberíamos habernos replanteado nuestras prioridades tras el toque de atención del covid -aunque sabemos que a la mayoría le ha faltado tiempo para volver a la ‘normalidad’ a toda prisa-. Debuta con esta película, escribiendo y dirigiendo, Camille Griffin, producida por Matthew Vaughn, y demostrando bastante soltura. Silent Night mezcla el drama con el humor negro, muy británico, y parece un cruce imposible entre Love Actually (2003) y Melancholia(2011).