Crimen y castigo

Presentada en los festivales de Cannes y San Sebastián, Are You Lonesome Tonight? es la estupenda ópera prima del director chino Shipei Wen. La premisa argumental parte de un accidente de tráfico: el protagonista, Xue Ming (Eddie Peng), es un técnico de aire acondicionado que atropella a un hombre en la carretera, y se da a la fuga. A partir de esta situación, Wen propone un relato fragmentado que da constantes saltos temporales, jugando con la memoria y los sueños. La película hace un retrato de la culpa que el director expresa de forma plástica con ingeniosas soluciones de puesta en escena, buscando en cada plano una propuesta estética muy interesante. 

La primera parte de la película consigue fabricar sensaciones y emociones para expresar el estado de ánimo del joven protagonista, que busca expiar su culpa de diferentes maneras. A su alrededor, Wen retrata una sociedad injusta, indiferente y violenta -la agente de la comisaría que no hace caso al protagonista, los chavales que acosan a un niño con sobrepeso, la pelea entre pandillas callejeras-. Para enriquecer el relato sobre la culpa y la búsqueda del perdón del protagonista, aparece un personaje femenino, la viuda del fallecido, Liang Ma -interpretada por la actriz, cantante y directora Sylvia Chang-, que se escapa de la típica composición de una mujer que ha sufrido una pérdida: estupenda la secuencia en la que cree escuchar a su marido y a su hijo ausentes y persigue sus ‘fantasmas’ hasta sus habitaciones respectivas, petrificadas en el tiempo, sus recuerdos envueltos en plástico. 

En cuanto a la narración, resulta muy estimulante cómo el guión mantiene el interés y nos sorprende con varios giros inesperados, a pesar de que conocemos el final de la historia desde el primer momento, algo que se consigue con la comentada fragmentación del relato. Hay que decir, sin embargo, que, en su tramo final, la película abandona parcialmente este tono y se convierte en un thriller más convencional, aunque efectivo y entretenido. Redondea la propuesta un sutil sentido del humor, como el recurso a esa versión en karaoke del tema Are You Lonsesome Tonight? que popularizó Elvis Presley.