Ponte en mi lugar

El guionista y director Christopher Landon vuelve a hacer chocar un subgénero de la comedia con el slasher de terror en Este cuerpo me sienta de muerte, con resultados muy estimulantes. Sí en su anterior película Feliz día de tu muerte (2017) mezclaba una comedia romántica fantástica como Atrapado en el tiempo (1993) de Harold Ramis con una cinta de psycho killers en el molde de HalloweenViernes 13 o Scream, aquí el referente prestado es la comedia adolescente de Freaky Friday (2003) en la que el motor argumental es el cambio de cuerpos y por tanto de perspectiva, de edad y de momento vital. Una idea estupenda aplicada al cine de terror, y en mi opinión bien aprovechada por un guion inteligente.

El espectador casual encontrará aquí un film muy entretenido que no pretende ser trascendente, con mucho humor, razonablemente atrevido en algunos momentos y con algo de gore. El fan del cine de terror encontrará guiños a las cintas mencionadas protagonizadas por Jason Voorhees, sobre todo, pero también las de Michael Myers -¡La máscara de Aaron Rodgers!- o incluso Chucky y El resplandor (1980). Además, Landon explora de forma genial las constantes del cine de asesinos y de la comedia adolescente. Así, veremos a Millie (Kathryn Newton) imitando el pesado caminar de estos famosos asesinos, mientras que el carnicero (Vince Vaughn) realmente parece estar habitado por una personas habituada a un cuerpo más pequeño. Pura comedia física. Además, es muy interesante cómo se juega con la habitual transformación que suelen experimentar los protagonistas de la comedia de institutos, que pasan de ‘patitos feos’ a jóvenes atractivos y populares; y también la reflexión de cómo el físico marca al asesino en serie: un tipo grande y fuerte resulta aterrador aunque en su interior haya una tímida chavala. Por si fuera poco, estos contrastes dan pie a la película a tocar temas de calado, como el acoso escolar, la homofobia, el machismo y hasta las ‘manadas’ de agresores sexuales, haciendo de lo que es un mero divertimento, un producto mucho más interesante.