“Mi último disco está siendo el empuje necesario para decir con más firmeza que me dedico a escribir”

Ricardo Vicente, también conocido como Richi, es una rara avis en el panorama indie nacional. Cuenta con dos discos en solitario. El primero, el libro-disco “¿Qué haces tan lejos de casa?” (2013), y el segundo, “Hotel Florida” (Cydonia/Bcore, 2015). Filósofo, escritor y músico, antes de ponerse por su cuenta formó parte de deliciosos proyectos musicales como La Costa Brava (¡aaaay!), Tachenko, o Nixon, sumando más de una docena de referencias. Precisamente también Junto a Francisco Nixon, ambos acompañados por The New Raemon, publicó un disco y EP en 2012.

Su último álbum lleva algunos meses en el mercado, y él no para de hacer conciertos. De hecho este viernes 3 de junio toca en acústico en Madrid en el Fotomatón, a dúo con Nahúm García. Aprovechamos la ocasión para charlar un poco con Richi.

¿Qué balance haces de este medio año del disco en la calle?

Hace mucho tiempo que los años los mido en trabajos que me propongo y balances que hago. La verdad es que estoy muy contento con este medio año. Me encuentro con más ganas que nunca y además creo que este disco ha asentado un montón de cosas en mi cabeza. Está siendo el empuje necesario para poder decir con más firmeza que me dedico a escribir. Ahora mismo estoy planeando cómo cerrar el proyecto en otoño, preparando con mis compañeros de viaje algo más grande y luminoso.

¿Cuál es para ti la canción más especial del disco y por qué?

Para mí la canción más especial del disco es Trampa 22. No sólo por ser un ensayo de arrojarme a lo difícil, es especial para mí porque plantea la verdadera médula de lo que quiero contar en toda la obra: la necesidad de pensar en la persona que tienes al lado y amas cuando no queda más que un camino de huída. Explorar la imagen de lo que es un conflicto, sin tocar el manido trasfondo político, hablando de una cuestión moral y del miedo.

¿Habrá alguna sorpresa en el concierto de este viernes en el Fotomatón?

Los conciertos acústicos en esta gira van a ser muy pocos y tienen un matiz más interpretativo. Yo dejo las sorpresas para mí también, no sé lo que va a pasar pero seguro que va a ser un concierto lindo. A mí me gusta mucho tocar en Madrid.

¿Tienes fechas de bolos o festivales para este verano? Cuéntanos dónde te podremos ver próximamemente.

Todo este mes de junio voy a hacer algunas fechas en acústico, empiezo este finde en Madrid y León y el resto del mes bajaré a Andalucía, que todavía no habíamos podido cuadrarlo en esta gira. Pasaré por Granada, Jaén, Córdoba y, por último, estaré en el Festival Nocturama en Sevilla el día 29, ya con la banda completa. El resto del verano voy a estar trabajando en el estudio para un proyecto que quizá salga en otoño, aunque haré un alto para tocar en el Sonorama.

Dime cuál es tu canción favorita de entre todas las bandas y proyectos musicales en las que has estado involucrado.

No sé si es mi favorita, pero escribí una canción con Sergio Algora para el último disco de La Costa Brava, “Velocidad de Crucero”, que no la escucho nunca por no estropearla en mi memoria, así que debe tener un lugar favorito. Hablo de El hombre que perdió los papeles. Es complicado contestar esta pregunta, pero la canción tiene algo que se acerca a lo simbólico y supersticioso y eso, aunque me duela, es importante para mí.

¿Hay alguna cosa más que quieras contarnos?

Pues sí, quiero decir voy a Madrid y a León este fin de semana con algo parecido a una sonrisa amplia.