Historias para no dormir

Tras ganar el Óscar por la estupenda La forma del agua (2017), el mexicano Guillermo del Toro se ha consolidado como una figura importante en la industria audiovisual y sobre todo como un maestro del Fantástico cuyo nombre es una marca. Este estatus le ha servido para abordar proyectos ambiciosos y a contracorriente como la deslumbrante El callejón de las almas perdidas (2021) y para producir y apadrinar películas de otros realizadores. Ahora, Guillermo del Toro nos ha regalado en Netflix su ‘gabinete de curiosidades’, en el que, como Chicho Ibañez Serrador o Rod Serling, nos presenta pequeñas historias de fantasía y horror. Con H.P. Lovecraft como gran referente temático y de tono, esta serie reúne a nombres propios del fantástico -en cine y en televisión- que dirigen 8 episodios muy diferentes entre sí. En este texto hablo de cada uno y me atrevo a ponerles nota. A ver si estáis de acuerdo.

El director de fotografía Guillermo Navarro, colaborador habitual de Guillermo del Toro desde Cronos (1996) y hasta Pacific Rim (2013), dirige Lot 36 a partir de una idea del propio Del Toro. En ella encontramos una idea afortunada: explorar el misterio y lo macabro de los trasteros, sobre todo cuando sus propietarios han fallecido. El protagonista, interpretado por un estupendo Tim Blake Nelson, descubrirá lo que pasa cuando el dueño de un trastero esconde un oscuro secreto. El relato es sencillo y directo, con elementos que recuerdan, claro, a Hellboy (2004). Ocultismo, nazis y criaturas lovecraftianas ¿Qué más se puede pedir? El relato tiene, además, un trasfondo moral y político, un comentario sobre la América de Trump, sobre los monstruos -reales- que ha generado, que ya estaba presente en La forma del agua (2017). 7/10

Nada menos que Vincenzo Natali -director de Cube (1997) o Splice (2009)- firma Graveyard Rats, un episodio espectacular, claustrofóbico, histérico, grotesco y con momentos de puro horror -también de comedia-, con un desatado David Hewlett -actor fetiche de Natali- que propone un tema clásico, el de los ladrones de tumbas para mezclar paranoias a lo Edgar Allan Poe con criaturas monstruosas a lo Amblin y elementos mitológicos de Lovecraft. Una experiencia fascinante de principio a fin. 8/10

The Autopsy conjuga temas como los asesinos en serie y las amenazas del espacio exterior en un escenario tan propio del terror como una morgue. Dirige David Prior, autor de la estupenda The Empty Man (2020) -de hecho, en cierto sentido, el título de esa película es aplicable a este episodio- que aquí nos regala un relato absorbente, sumamente oscuro, que nos muestra no una, sino varias autopsias a cadáveres en una generosa ración de gore. Pero lo mejor del episodio es una conversación, entre el villano del relato y el protagonista, F. Murray Abraham, que hace volar la imaginación solo con el diálogo. Pura Sci-Fi clásica. Una maravilla. 9/10

Ana Lily Amirpour es la autora de la estupenda obra vampírica Una chica vuelve a casa sola de noche (2014) y aquí firma The Outside, una sátira de corte feminista sobre cómo las mujeres se sienten oprimidas por ciertos cánones de belleza, moda y conducta. La protagonista, Stacey (Kate Micucci) es una friki nada agraciada que sueña con integrarse a un grupo de mujeres casadas -y operadas-. La vía para hacerlo es un misterioso potingue que la televisión, en plan Gran Hermano diabólico, le vende a través de la teletienda -y de un paródico presentador interpretado por Dan Stevens-. La puesta en escena de Amirpour crea eficazmente un universo cerrado y asfixiante, pero a la historia le falta, quizás, un giro más. 7/10

Pickman’s Model adapta directamente un relato de H.P. Lovecraft escrito en 1926 sobre el poder del arte para ver cosas que no son perceptibles a plena luz del día. El protagonista (Ben Barnes) es un estudiante de pintura que se quedará hechizado con la mirada macabra de un extraño pintor, interpretado por un actor de culto como Crispin Glover. Un relato de época, con una ambientación estupenda y un tono misterioso e inquietante, con esas pinturas que van de Goya a Richard Corben. Por no hablar de unas criaturas maravillosas, creo que diseñadas por el propio Del Toro, que cobran vida en la pantalla con un sentido del horror y la maravilla tremendos. Dirige Keith Thomas, realizador de The Vigil (2019). 8/10

Dreams in the Witch House está basado en otro relato de H.P. Lovecraft, bajo la dirección de la australiana Catherine Hardwicke, conocida realizadora de Crepúsculo (2008), que aquí firma, lamentablemente, un episodio que me parece irregular, que no tiene la tensión ni la atmósfera del relato original -que, según recuerdo, ocurría casi enteramente dentro de los confines de una habitación- cambiando el horror cósmico por un cuento de fantasmas clásico y valiéndose de los efectos especiales para buscar la espectacularidad y la diversión. 5/10

The Viewing es un relato de misterio narrado con el estilo habitual del director Panos Cosmatos, autor de la lisérgica Mandy (2018). La historia es muy sencilla: cuatro personajes reciben una invitación de un misterioso millonario para reunirse en su mansión. La tensión del relato se apoya en ir descubriendo quiénes son los invitados, quién es su anfitrión y la razón por la que todos se han reunido. Mínima acción, por tanto, porque lo que importa es el estilo visual de Cosmatos, que me sigue pareciendo único: sus imágenes borrosas parecen salidas de un sueño, las fuentes de luz lanzan destellos casi sólidos que dibujan líneas sobre el plano, el estilo retro de vestuarios y decorados remite a los años 70 y 80, pero también evita que situemos el relato en una época concreta. Con mucho humor, Cosmatos nos cuenta una historia que también tiene algo de lovecraftiano: los personajes son expertos en diferentes campos -el artístico, el científico, el espiritual e incluso el económico- y se hallan inmersos en una búsqueda existencial que los llevará demasiado lejos. Antes veremos cómo esa búsqueda los lleva a explorar diferentes placeres mundanos que irán degustando -y superando- hasta llegar a un clímax final anticipable pero interesante por la personalidad de Cosmatos, con unos efectos especiales y una estética memorables. Hay que destacar también al mítico Peter ‘Robocop‘ Weller y a una magnética Sofia Boutella, que aportan el definitivo toque cool al episodio. 9/10

The Murmuring, escrito y dirigido por Jennifer Kent -realizadora de Babadook (2014)- basándose en una idea de Guillermo del Toro -pensemos en El espinazo del Diablo (2001)-, es una pequeña maravilla sobre una pareja –Essie Davis y Andrew Lincoln– que se dedica a la observación e investigación de pájaros. El relato nos habla con una sutileza tremenda de ella, de Nancy, una ornitóloga que acaba de sufrir una terrible pérdida y que rechaza los honestos intentos de su enamorado marido de consolarla -cuando, en realidad, nadie puede hacerlo-. Kent hace un espectacular uso expresivo del paisaje y refleja la psicología de sus personajes en los pequeños detalles, en lo no dicho, hasta en los libros que encuentran en la vieja casa en la que se hospedan y en la que pronto aparecen los ecos de una tragedia del pasado. Un episodio hermoso, emotivo y terrorífico, que puede ser el mejor de esta estupenda antología apadrinada por Guillermo del Toro. 9/10