Aventura trascendental

Amazon Prime Video ha estrenado El caballero verde, nueva y espectacular película del director David Lowery, lo que no deja de ser una pena. La cinta de Lowery bien merecía ser vista en una pantalla grande, en cines, por su utilización de los decorados -castillos medievales de techos infinitos- y su uso expresivo del paisaje cuando el protagonista inicia su aventura. Destaquemos también la estupenda fotografía de Andrew Droz Palermo

Argumentalmente, El caballero verde está inspirada en el romance del siglo XIV centrado en Sir Gawain, sobrino del rey Arturo, que se embarca en la clásica prueba física y moral caballeresca. La película narra la leyenda del encuentro entre Sir Gawain y un misterioso caballero verde que le reta a un duelo. La prueba consiste en que Gawain podrá golpear con su espada a su contrincante, pero luego tendrá que recibir un golpe equivalente como respuesta. Una leyenda, por cierto, que ya fue llevada al cine en 1984 con nada menos que Sean Connery interpretando al caballero verde (también está disponible en Amazon Prime Video). En esta nueva versión, Lowery imprime su mirada de autor al relato caballeresco, dotando a la historia de un tono críptico y trascendental y jugando sobre todo con códigos del cine fantástico y de terror. Dev PatelAlicia VikanderBarry KeoghanSean Harris y Joel Edgerton -que interpretó a Sir Gawain en El rey Arturo (2004)- forman un reparto estupendo que aporta humanidad a personajes arquetípicos: el caballero, el rey, la reina, la prostituta, la bruja, etc. 

La película se divide en pequeños episodios, según los encuentros que tiene Gawain en su camino hacia el encuentro con el caballero verde, que, en mi opinión, representa a la muerte. No soy quién para ofrecer una interpretación de lo que nos cuenta Lowery, pero la experiencia de sumergirse en su película me ha parecido fascinante y subyugante. Sobre todo, me ha maravillado el tramo final de la historia, contado de forma elíptica, sin diálogos. En esta amplia secuencia -y en un momento precioso del viaje de Gawain-, Lowery plantea de nuevo el concepto del eterno retorno, de la circularidad de la vida, una idea preciosa y filosófica que ya aparecía en la estupenda A Ghost Story (2017). Y si esta última era una muy atípica historia de fantasmas y casas encantadas, en El caballero verde también impone Lowery su mirada autoral sobre un género muy codificado, consiguiendo una película única y una de las mejores del año.