Dónde estás, Bernadette

Mujer al borde de un ataque de nervios

Richard LinklaterAntes del amanecer (1995) y Boyhood (2014)- se entrega al talento como actriz de Cate Blanchet en Dónde estás, Bernadette, en una interpretación por la que estuvo nominada como mejor actriz principal en los pasados Globos de Oro.

Bernadette es un personaje inmenso, excesivo, que Blanchet encara con intensidad, siempre al borde de la caricatura, entre la tragedia y lo cómico. Se trata de una arquitecta genial, un mujer excéntrica y antisocial, pero también una madre ejemplar y la esposa de un exitoso informático al que da vida Billy Crudup.

Las tensiones de todos esos roles en una sola mujer son la esencia del conflicto principal del personaje y de la trama. Todas estas facetas se van acumulando en una estructura algo episódica -estamos ante la adaptación de una novela de María Semple-, un torrente de historia que nos lleva a lugares insospechados -dramáticos, mentales y geográficos- mientras nos va presentando los problemas de Bernadette: la factura del éxito, la envidia de las otras madres del instituto de su hija: esa vecina que interpreta Kristen Wig, el sacrificio de cercenar su lado creativo, su genio, para dedicarse a su hija, mientras su marido se dedica a ganar dinero.

Blanchet llena la pantalla y Linklater la acompaña, con su habitual pericia para dotar a sus personajes de humanidad: acabamos cogiéndole cariño a todos. Hay que dejarse llevar por la historia y por la desorientación vital de su protagonista, y aunque se puede decir que hay un exceso de elementos y subtramas, las emociones, lo más importante en cualquier película, están ahí.