Nation of Language, «Introduction, Presence» (Self-Released, 2020)

A lo largo de las últimas tres décadas, se han publicado tantos discos que beben del synth-pop de los ochenta, que muchas veces da un poco de pereza enfrentarse a un nuevo trabajo de estas características. Pero también es cierto que a veces te puedes llevar una gran sorpresa. Es el caso de “Introduction, Presence”, el debut de Nation of Language, un grupo de Brooklyn que está recibiendo unas críticas de lo más entusiastas con este disco. Y no es para menos, porque recuperan ese sonido de una forma extraordinaria, y le dan un toque actual que hace que no estemos ante el enésimo refrito.

Perfume Genius, «Set My Heart on Fire Immediately» (Matador, 2020)

No es fácil llevar una carrera en continuo ascenso y seguir creciendo artísticamente con cada nuevo trabajo, pero Mike Hadreas lo está consiguiendo. Es innegable que Perfume Genius se ha convertido en uno de los proyectos musicales más interesantes de la actualidad. Y lo ha hecho por la perseverancia del propio Hadreas, que, en cada nueva etapa, decide hacer algo diferente. Y es que, hay una diferencia abismal entre el Hadreas etéreo que hacia delicadas baladas al piano hace diez años, y el de ahora. Poco a poco, sus discos, se han ido convirtiendo en obras más complejas (musicalmente hablando), las cuales, sorprendentemente, funcionan cada vez mejor. Y el mejor ejemplo es su último álbum.

Car Seat Headrest, «Making a Door Less Open» (Matador, 2020)

Lo de que el rock se fije en la electrónica no es nada nuevo. A lo largo de las últimas décadas, una buena cantidad de artistas se han visto seducidos por el mundo sintético, y algunos han conseguido resultados más que interesantes, pero la mayoría se ha quedado a medias. Porque una cosa está clara: o te lanzas a la piscina, o te quedas donde estas. Will Toledo, líder de Car Seat Headrest, ha optado por fusionar, literalmente, su faceta rock de siempre, con otra más electrónica. Algo que, de todas formas, no es algo nuevo para él, porque ya contaba con un proyecto llamado 1Trait Danger, en el que exploraba estos sonidos. Pero sí es cierto que es la primera vez que lo hace con su banda principal.

Confeti de Odio, “Tragedia Española” (Snap! Clap! Club!, 2020)

No es un secreto que el álbum de debut de Confeti de Odio es uno de los discos nacionales más esperados del año. El artista madrileño se ha ganado a pulso la expectación que ha levantado. Ya sea por su Ep previo, el estupendo “Llorando de fiesta”, o por los singles con los que nos ha deleitado en los últimos dos años. Incluso hasta ha escrito un libro.

Locate S,1, «Personalia» (Captured Tracks, 2020)

Una de las grandes sorpresas de este año está siendo Locate S,1, nombre con el firma Christina Schneider sus discos. La de Atlanta, nos ha ido dejando algunos de lo singles más interesantes de los últimos meses, por eso se ha ganado con creces la expectación que ha levantado su segundo trabajo. Y desde aquí, podemos asegurar que no defrauda.

Triángulo de Amor Bizarro, «Triángulo de Amor Bizarro» (Mushroom Pillow, 2020)

Sinceramente, creo que, la situación que estamos viviendo, hace que miremos las cosas desde otra perspectiva. Incluso en cuestiones musicales. Nuestra cabeza está en otras historias, y muchas veces es difícil centrarse a la hora de escuchar un nuevo lanzamiento. Por eso, desde mi humilde opinión personal, creo que hay que emplear un poco más de tiempo para tratar de analizar un nuevo disco. Como es el caso del quinto álbum de Triángulo de Amor Bizarro, que salió a la venta en pleno confinamiento, y que ha sido la banda sonora de muchos y muchas durante este encierro.

WolfWolf, «Metamorphosis» (Lux Noise Records, 2020)

Lo estamos comprobando: la confinación de los humanos en sus casas está haciendo que otras especies terrestres que antes vivían escondidas lejos del bullicio de las urbes se atrevan a reconquistar un terreno que no tuvieron más remedio que cedernos.

The Strokes, “The New Abnormal” (RCA, 2020)

Hagan lo que hagan, The Strokes siempre van a recibir palos de algún lado. Y no es que no se los tengan merecidos, porque ellos mismos se han pegado un tiro en el pie más de una vez. Quizá, por eso, con cada nuevo trabajo que editan, da la sensación de que les da bastante igual lo que opinen de ellos críticos y público.

Halloweens, «Morning Kiss at the Acropolis» (AWAL, 2020)

Puede que el nombre de Hallowens no les suene a muchos, pero detrás de este proyecto están Justin Young y Tim Lanham, cantante y teclista, respectivamente, de The Vaccines. Además, su álbum de debut, está producido por el siempre interesante Luke Temple (Here We Go Magic). Así que estamos ante una propuesta, cuanto menos, interesante.

Waxahatchee, «Saint Cloud» (Merge Records, 2020)

Sorprende bastante la habilidad con la cuenta Katie Crutchfield para cambiar de faceta musical cuando lo requiere el momento. Bajo el nombre de Waxahatchee, nos ha entregado algunas de las mejores canciones de indie-rock femenino de los últimos años, y siempre poniéndole su sello personal. Un sello que podía venir de la mano de un poco de electrónica, o de elementos más añejos.

Porridge Radio, «Every Bad» (Secretly Canadian, 2020)

Hace unas semanas os presentábamos a Porridge Radio como una de las bandas que puede dar el pelotazo en este extraño 2020. Y parece que así está siendo. El grupo de Brighton, liderado por la carismática Dana Margolin, está consiguiendo críticas de lo más entusiastas con "Every Bad", su segundo trabajo, y ya se han convertido en toda una realidad para todos aquellos y aquellas que buscan el próximo gran grupo de rock. Algo que, por desgracia, en estos tiempos, está un poco complicado.

Moaning, «Uneasy Laughter» (Sub Pop, 2020)

Moaning es una de esas bandas que podríamos meter en el carro del post-punk. Sobre todo tras escuchar su aclamado debut, un trabajo en el que la banda de Los Angeles se dejaba llevar por las guitarras potentes y oscuras, y nos recordaba a muchos de los totems del genero. Pero hay muchas formas de adaptarse a esa etiqueta, que, durante más de cuarenta años, nos ha dado un buen número de artistas de lo más dispares. Y eso que es lo que ha hecho el trío californiano en su segundo trabajo, llevar más allá sus influencias, y meter elementos más electrónicos, y más pop.

Grimes, “Miss Anthropocene” (4AD, 2020)

Un disco conceptual sobre la Diosa antropomorfa del cambio climático, o lo que es lo mismo, un demonio/belleza psicodélico residente en el espacio que disfruta del fin del mundo, es algo que, de buenas primeras, da un perezón enorme.

Soccer Mommy, “Color Theory” (Loma Vista, 2020)

Llama mucho la atención la madurez musical con la que cuentan algunas de las artistas de la actualidad. Como la de Sophie Allison, la joven de 22 años que se esconde tras el nombre de Soccer Mommy. Con tan solo 17 años, ya contaba con un buen puñado de canciones y un sello dispuesto a publicárselas. Y desde entonces, no ha dejado de crecer musicalmente. Algo que se aprecia en “Color Theory”, el que es su nuevo trabajo.

Stormy Mondays, “Nebraska” (Electric Satellite, 2020)

Igual que George Mallory justificó su afán de intentar coronar el Everest por vez primera con la célebre frase "porque está ahí", los asturianos Stormy Mondays han decidido hincarle el diente a uno de los picos más altos y seductores de la música moderna: electrificar el “Nebraska” de Springsteen.

Tennis, “Swimmer” (Mutually Detrimental, 2020)

Hay que reconocer que los comienzos de Tennis fueron como para no tomárselos muy en serio. No porque su primer trabajo fuera malo, todo lo contrario, estaba lleno de canciones estupendas, pero sí que olía raro todo lo que les rodeaba extra musicalmente.