Publicidad

Sweet Baboo, “Wild Imagination” (Moshi Moshi 2017)

Autor: | @sergiomiro

Gruff Rhys no es el único galés entrañable con especial talento para el pop en equilibrio entre lo elegante y lo excéntrico. Algo tienen que tener en el agua galesa, que abundan personajes de esas características, aunque obviamente no todos gozan del reconocimiento del líder de los Super Furry Animals. Un poquito por debajo, por ejemplo, encontramos a Stephen Black, más conocido como Sweet Baboo, quien incluso llegó a disputarle a Rhys unos Welsh Music Awards.

Su sexto trabajo es una muestra perfecta de sus habilidades como hombre orquesta, un disco que recrea el colorido del Smile de sus amados Beach Boys (llevado hasta las últimas en Californ-i-a, cuyo título no creo que sea casual), pero manteniendo al mismo tiempo una filosofía casera a base de arreglos repletos de encanto y un arsenal de casiotones y teclados similares.

A modo de introducción, tenemos el primero de los instrumentales, The Gardener, una obertura de metales que un poco más adelante tiene su recreación más melancólica a través de sintetizadores, bajo el título de The Night Gardener.

Aunque algún momento como Clear Blue Sky, con su base de arpa y colchón de teclado, se antoja más reflexivo, la mayor parte de las canciones son puro optimismo, con el tema que da título al disco como ejemplo más luminoso, y con la contagiosa Pink Rainbow como agradecida rareza funk.

No en vano, una de las motivaciones de Black fue su hijo de dos años, para quien se propuso crear mensajes positivos en medio de la situación convulsa actual, a los que pueda agarrarse cuando vaya conociendo el mundo en el que le va a tocar crecer. Valga decir que a los que ya estamos un poco más creciditos este Wild Imagination también nos viene muy bien como alivio espiritual.

Valoración: 7

To Top