Publicidad

Sleeper, “The Modern Age” (Gorsky, 2019)

Autor: | @sergiomiro

No es que hubiese un clamor por recuperar a Sleeper, pero aquí están, con un disco de nuevas canciones. Han pasado 22 años desde la rápida autocombustión que les hizo ceder el trocito del pastel del Britpop que les correspondía, poco antes de que la escena derivase hacia otros lares (era el año del “OK Computer” y la cosa estaba a punto de ponerse más seria y melodramática). El caso es que ahora, que de esa escena quedan apenas las cenizas, su indie a base de guitarras saltarinas y estribillos eufóricos es más bienvenido, al menos para aquellos viejóvenes que cada vez tenemos menos esperanzas de estar en sintonía con los DJs de nuestros viejos locales favoritos.

Así, se unen a Echobelly, a Shed Seven o a The Bluetones dentro del batallón de bandas de la segunda división de aquellos días que han ido regresando con mayor o menor fortuna. Pero, con un poco de suerte, “The Modern Agees un disco con armas para pasar menos desapercibido que los regresos de las formaciones antes mencionadas. Louise Wener –junto con Sonya Madan y Justine Frischmann parte del triunvirato que plantó cara a la predominancia masculina de la escena- mantiene intacto todo su carisma vocal y escénico, y la banda muestra buen músculo en la mayor parte de los temas, tan sólo dejando constancia de su edad en los momentos en los que juegan a dar más peso a los sintetizadores. Pueden decir con orgullo que no han permitido que ninguno de los 10 temas incluidos en el disco sea un ladrillo indigno, por más que nos resulte raro escuchar a Weaner trabajar la balada lisérgica en ‘Big Black Sun’, el tema de cierre.

Incluso nos dejan un tema con hechuras de clásico, con gancho y energía, ‘Paradise Waiting’, donde toda la banda se muestra enchufada y con ganas de despejar cualquier duda (el bajo saltarín nos recuerda el papel importante que jugaba el instrumento de cuatro cuerdas en muchos de los hits britpoperos).

‘Look At You Now’ juega en su letra a observar con cierta pena a los artistas que envejecen aferrándose a lo que ya no tienen (“Mírate ahora / ya no te quedan ropas que vestir / todavía tocando tus hits, todos los hits / pero eso no te llevará a ningún sitio”). A juzgar por lo que suena en “The Modern Age, no hay riesgo de que Wener acabe convertida en la protagonista de sus propias observaciones.

Valoración: 7

To Top