Publicidad

Parquet Courts, “Wide Awake!” (Rough Trade, 2018)

Autor:  | Google+ | @curtillo

Que Parquet Courts hayan hecho un disco producido por Danger Mouse es, por decirlo de alguna forma, algo bastante curioso. La banda de Texas (afincada en Nueva York) es reconocida por su sonido crudo y sus arrebatos punk y hardcore, pero si es cierto que, poco a poco, han ido abriendo nuevos caminos y bajando la velocidad de sus canciones. Por eso, al final, que en un productor de funk les hiciera de guía, tampoco tiene mucha importancia. Además, lo que ellos querían era que el disco tuviera esa dualidad entre la alegría del funk y la rabia del hardcore. Y, como bien comentan, “en el disco hay muchos momentos en los que cantan todos a la vez, y eso se asocia tanto con el hardcore, como con Funkadelic”.

Wide Awake!” es su sexto trabajo en apenas ocho años, y la verdad es que siguen contando con la frescura que tenían sus primeros álbumes. Quizá, cuenta con un sonido más expansivo y algo más pulcro, pero el espíritu de la banda sigue estando ahí. Algo que resulta evidente nada más empezar, con esa contundente ‘Total Football’, o con esa canción doble llamada ‘Almost Had to Start a Fight/In And Out of Patience’, en la que reinciden en el mundo del punk más melódico. Un sonido que también se ve reflejado en las cortas, pero muy intensas, ‘NYC Observation’ y ‘Extinction’, con las que nos recuerdan que, por algo, son una de las bandas más interesantes del rock actual.

Fuera de los arrebatos punk, “Wide Awake!” también ofrece una gran variedad de canciones notables. Una de ellas es la sedosa ‘Mardi Gras Beads’, donde se van hacia los Pavement más tranquilos –podría ser la hermana pequeña de ‘Range Life’-, y se sacan de la manga una de las semi-baladas del año. Y, como están de lo más eclécticos, no resulta extraño que tiren hacia un folk un tanto lo-fi en ‘Freebird II’, o que jueguen a ser los reyes del dance-punk en el espectacular tema que da título al disco. Pero, quizá, lo más sorprendente del álbum sea su parte final. Porque sí es cierto que ‘Death Will Bring Change’, con esos coros tan amables, es toda una novedad en su música. Y si ya nos vamos a ‘Tenderness’, una canción en la que le dan el protagonismo al piano, y se meten de lleno en el rock más suave a de los setenta, vemos que hay una intención evidente de hacer algo diferente. Lo mejor es que han acertado de pleno, y con ellas demuestran que saben moverse muy bien en diferentes estilos.

Pocas bandas pueden presumir de tener una actividad tan frenética y de acertar siempre. Parquet Courts no solo es una de ellas, también es una de las más inquietas y no les da miedo salir de su zona de confort, algo que, como no podía ser de otra manera, les da más puntos.

Valoración: 8

To Top