Publicidad

Local Natives “Violet Street” (Loma Vista / Caroline 2019)

Autor: | @sergiomiro

A todo aquel que quiera escuchar historias de festivalero, le suelo contar acerca de la sorprendente actuación de Local Natives en el Primavera Sound de 2013, donde llegaron como banda menor, casi de tapadillo, y dejaron a todos los presentes apabullados con un concierto contundente, eufórico y de una precisión que asustaba. Puede que ese año la gloria primaveral estuviese destinada para gente como Blur, Phoenix o Animal Collective, pero esa noche los Local Natives dejaron claro que sabían jugar como nadie al juego del indie millenial.

Han pasado unos añitos y un par de discos, y la banda californiana no ha terminado de despegar con el impulso que les deberían proporcionar sus imponentes herramientas. Y es que no les faltaba nada: las barbas/bigotes molones, los temas en un equilibrio perfecto entre lo acústico y lo orgánico, los ritmos festivaleros de raíz tribal (esos tom base, que no falten) y, sobre todo, unas voces cargadas de emoción que, sin esfuerzo aparente, elevaban cualquier canción a base de armonías a tres.

Todos esos elementos lucían especialmente en las presentaciones en directo, ayudando a elevar unas interpretaciones francamente efectivas de cara a la audiencia, pero una vez trasladados a la fría realidad del estudio de grabación, no siempre conseguían imponerse a la realidad de que algunas de sus canciones resultaban demasiado derivativas de los sonidos que ya estaban establecidos por las bandas punteras del indie de la última década. De ahí que ninguno de sus tres discos anteriores haya podido pasar a la categoría de clásico.

No tengo claro que Violet Street sí que pueda entrar en esa liga, pero ciertamente potencia los puntos fuertes de Local Natives y refuerza su potencial como compositores de melodías de gancho (por supuesto, una vez más, reforzadas por esas desarmantes armonías, una baza que casi dejaron de lado en su anterior trabajo). Para empezar, cuentan ya con un temazo de esos que sirven tanto para la radio, como para ser coreado a grito pelado en los festivales: When Am I Gonna Lose You puede acabar siendo la gran canción de Local Natives, hasta el punto de estar dando muy buenos resultados en sus recientes tratamientos remezclados para la pista de baile.

Y la cosa no queda en un solo disparo acertado, ya que Café Amarillo, desde un lado menos exlosivo, también convence y hasta establece lo que -¡por fin- podría empezar a ser reconocido como un sonido propio e intranferible de Local Natives.

El resto del disco funciona igualmente bien, pero más como sensación de conjunto que como acumulación de aciertos individuales. La labor de Shawn Everett (uno de los productores/ingenieros de moda en el mundillo) ha sido justo la de invitarles a experimentar en el estudio, rarificando muchos de sus pulcros sonidos y obteniendo un seductor resultado que, más que diluir la personalidad del grupo, les ha hecho reforzarla. Y eso, para una banda a la que sólo se le podía achacar falta de personalidad, es oro puro (café amarillo, vamos).

Valoración: 7,2

To Top