Publicidad

Delco “Sophomore” (2Fer Records 2009)

delcocover

La ecuación es sencilla: beber de los clásicos, dominio de los instrumentos, e historias sinceras que contar. "Sophomore" es el resultado de despejar las incógnitas de esta sencilla ecuación, en cuya resolución Delco han tardado casi tres años. Se trata de su segundo disco, esta vez producido por Santi García, más oscuro y melancólico en cuanto al sonido que su predecesor "Beautiness".
delcocover

La ecuación es sencilla: beber de los clásicos, dominio de los instrumentos, e historias sinceras que contar. "Sophomore" es el resultado de despejar las incógnitas de esta sencilla ecuación, en cuya resolución Delco han tardado casi tres años. Se trata de su segundo disco, esta vez producido por Santi García, más oscuro y melancólico en cuanto al sonido que su predecesor "Beautiness".



Si como dice el psiquiatra y antropólogo Phillip Brenot, la creatividad es un reflejo de la situación mental, los de Madrid son mas maduros que en 2006, fruto de la edad y las experiencias motivadas por su primer disco y la gira que conllevó y eso se tiene que reflejar en su música. Aunque los patrones y las influencias sean las mismas que entonces, Teenage FanClub, Wilco, Gigolo aunts, The Pastels, su discurso ha evolucionado. El tono es amable y acústico, cercano al pop - folk nortemericano, aunque también hay lugar para flirteos con el rock. Las diez canciones que conforman el disco están firmadas por la banda al completo, excepto "Old Dyin´Tadition", co-escrita con Santi García, que también toca la guitarra eléctrica en varias canciones. De lo mejor del disco, el cameo con Ramón Rodríguez (The New Raemon), en "Fireworks & Jacuzzi bubbles". Y es que si el disco pone el listón bien alto desde la primera canción, para mi es las tres canciones que cierran el disco donde residen las melodías mas bellas. A la nombrada "Fireworks & Jacuzzi bubbles", unanle "The only gaps" y "Guts", y nos hallamos ante una trilogía de canciones preciosas con una voz que sube el timbre hasta adquirir una tonalidad sumamente emocional.

En definitiva, nos hallamos ante un disco muy cuidado, en el que cada detalle refleja un cariñoso trabrajo.


 

Charly Bliss, “Young Enough” (Lucky Number, 2019)

En los últimos años, la línea entre lo que podríamos denominar como pop comercial, y el pop... Leer más

Lust For Youth, “Lust For Youth” (Sacred Bones, 2019)

Poco a poco, y disco a disco, la música de Lust For Youth ha ido rebajando su oscuridad y EL... Leer más

Scott Mannion, “Loving Echoes” (Lil’ Chief Records, 2019)

Existen los héroes del pop, aunque te cueste creerlo. Y algunos de ellos están más cerca... Leer más

Cate Le Bon, “Reward” (Mexican Summer, 2019)

Cate Le Bon vive en su mundo particular. Un mundo en el que, musicalmente, cabe de todo. Y es... Leer más

Helado Negro, “This Is How You Smile” (RVNG, 2019)

Hay que reconocer que no es fácil conseguir lo que ha conseguido Helado Negro en estos últimos... Leer más

El Lado Oscuro de la Broca, “Salvaje Oeste” (El Genio Equivocado, 2019)

El Lado Oscuro de la Broca lo tienen muy claro: quiere convertirse en uno de los referentes del... Leer más

Benjamin Francis Leftwich, “Gratitude” (Dirty Hit, 2019)

No parece que Benjamin Francis Leftwich quiera hacer demasiado para quitarse la etiqueta del... Leer más

Mac DeMarco, “Here Comes the Cowboy” (Caroline, 2019)

El cuarto larga duración oficial de Mac DeMarco (obviando sus muchos EP´s y trabajos... Leer más

To Top