Publicidad

Charly Bliss, “Young Enough” (Lucky Number, 2019)

Autor:  | Google+ | @curtillo

En los últimos años, la línea entre lo que podríamos denominar como pop comercial, y el pop alternativo, o indie, ha pasado a mejor vida. La gente se ha quitado los prejuicios de encima, y artistas tan mediáticas como Lorde o Carly Rae Jepsen, llegan a todo tipo de público. Y eso es algo que está muy bien, porque no solo han sacado discos sobresalientes, también porque, el pop bien hecho, no entiende de etiquetas. Algo de lo que se han dado cuenta Charly Bliss. La banda norteamericana ha dejado atrás el indie-rock noventero de su debut, y se ha metido de lleno en el mundo del pop. Eso sí, un pop lleno de guitarras.

Los de Brooklyn, han reconocido que se ha fijado en Jepsen y Lorde a la hora de crear este disco, pero también en la new-wave de los ochenta, y en un grupo de The Cars. Y no hace falta que lo juren, porque aquí encontramos una colección de canciones donde las guitarras, casi punk, se alían con teclados y melodías luminosas. Todo un acierto, ya que saben cómo hacer un hit directo, y cuentan con los ingredientes necesarios para conseguirlo. Como la voz de su cantante, que contagia por su efusividad y energía. Algo que funciona de maravilla a la hora acometer un estribillo redondo. Y de esos hay unos cuantos por aquí.

Charly Bliss van directos al grano desde el primer momento del disco. ‘Blown To Bits’, el tema que abre este “Young Enough”, es un corte perfecto para meterse en su mundo. En él, van subiendo la intensidad y la épica de las guitarras a medida que van pasando los minutos, pero sin olvidarse de ese toque pop que le dan a todo el disco. Un guion que también siguen en el emocionante tema que da título al álbum, que no puede sonar mejor. Como tampoco pueden sonar mejor los momentos más abiertamente pop del disco. Porque a ver quién es capaz de resistirse a cortes como ‘Capacity’ o ‘Chatroom’, que son una delicia.

¿Y qué pasa con su lado más punk y acelerado? Pues que también dan buenas muestras de él en este álbum. Especialmente en dos temas: ‘Under You’ y ‘Hard To Belive’. Aquí van a toda leche y endurecen un poco más las guitarras. Pero ojo, que no salen de esos ochenta que tanto veneran, porque son dos cortes que bien podrían haber estado en un disco de Transvision Vamp o The Primitives. Sobre todo, la segunda, que, con esos teclados, se convierte en irresistible.

Young Enough” es un disco sin complejos, en el que no le hacen ascos a nada con tal de dar con la canción perfecta. Algo que logran en casi todos los temas del álbum.

Valoración: 8

To Top