Captured Tracks, el sello de Brooklyn que puso en el mapa a Mac DeMarco o Cold Cave, se ha convertido en una de las discográficas más interesantes de la actualidad. Es más, siempre hay que fijarse en las nuevas bandas que editan, porque tienen un ojo tremendo para descubrir nuevos talentos. Sirva como ejemplo Molly Burch, la chica que os presentamos hoy, de la cual nos hemos enamorado al instante.

Molly Burch es una chica de Los Angeles que ha estado en contacto con el arte desde su más tierna infancia, ya que su padre es un escritor y productor de Hollywood, y su madre una directora de casting. Sus padres fueron los que la inculcaron su amor por los viejos musicales, y su pasión por artistas como Patsy Cline, Billie Holiday y Nina Simone. Y fue esta pasión la que hizo que se mudara hasta la universidad de Carolina del Norte para dar clases de canto centradas en el jazz, y poder así cantar sus propias canciones. Si atendemos a los dos adelantos de “Please Be Mine”, el que será su álbum de debut, el resultado no puede ser mejor. Tanto ‘Downhearted’, como ‘Try’ tienen un aire retro delicioso, que nos recuerda a Dusty Springfield, The Shirelles o The Everly Brothers. Además, tienen un punto ensoñador y melancólico, que las convierte en irresistibles. Os dejamos con las dos.

Please Be Mine” se pone a la venta el próximo 17 de febrero vía Captured Tracks.