No estamos acostumbrados a escuchar propuestas cercanas al pop independiente que vienen del sur de Europa. Por alguna extraña razón, un país como Grecia no exporta a este tipo de bandas, pero de vez en cuando alguna logra pasar la frontera y hacer un poco de ruido en el viejo continente. La última se llama My Drunken Haze, viene de Atenas, y practica un pop soleado y algo psicodélico, muy cercano al de los grupos de la bahía de San Francisco. Incluso, de vez en cuando, también se dejan llevar por algo de suciedad, y se acercan al shoegaze.

Acaban de publicar su homónimo álbum de debut en el sello griego Inner Ear Records, y en él, se han sacado de la manga una colección de temas vibrantes, en los que destacan su faceta más pop. Canciones como ‘Carol Wait’, ‘Yellow Ballon’, ‘Girls Who Looks Like a Boy’, o ‘I Wanna Dream Again’ tienen muy poco que envidiar a lo que hacen algunas bandas anglosajonas expertas en este estilo de música. Además, en la última fusionan su pasión por el pop soleado, con su afición por el dream-pop, consiguiendo así, una mezcla de lo más curiosa.

Puedes escuchar su álbum de debut en su Bandcamp o en Spotify.