Male Tears es la banda perfecta que para los que piensan que los 80 no dan más de sí. Además, precisamente lo es, porque se van a esa década sin ningún tipo de reparo y dejándolo claro desde el primer minuto. El dúo de Los Ángeles, formado por el compositor y vocalista James Edward, y el teclista Spencer Jackson, tiene como principal influencia los años dorados de la MTV. Y como ya os podéis imaginar, eso abarca muchas fases del pop de aquella época. De ahí que en su álbum de debut, el cual se publicó a principios de este año, haya momentos más luminosos, otros más oscuros, y algunos más bailables. Una mezcla que resulta de lo más interesante y entretenida. 

Otro de los puntos fuertes de Male Tears es lo prolíficos que son. Y es que, no contentos con el estupendo disco que publicaron hace unos meses, en las últimas semanas han editado un par de singles inéditos. Y ojo, porque en ellos siguen dando buena muestra de su talento para recuperar los mejores sonidos de esos años de excesos estilísticos. Ahí está el pop con tintes oscuros de “Embrace Death”, una auténtica delicia que puede recordar al lado más luminoso de bandas como The Church y The Psychedelic Furs. Pero, sin embargo, en “Hit Me”, el que es su último sencillo, prefieren irse hacia mundos más synth-pop. Eso sí, sin quitarse la oscuridad de encima.