8.2
Score

Final Verdict

En 'AMAMA', Crumb nos dejan una declaración poderosa sobre la búsqueda de conexiones genuinas y claridad en una vida marcada por el movimiento constante. Y lo hacen a través de letras introspectivas, buenas melodías y arreglos complejos

Crumb ha vuelto a sorprendernos con su tercer álbum de estudio, ‘AMAMA‘, una odisea sonora que fusiona psicodelia, jazz, pop y rock de manera única e hipnótica. Desde el primer acorde hasta la última nota, el cuarteto neoyorquino nos sumerge en un viaje introspectivo y emocional, donde cada canción se siente como una parada en un largo recorrido por paisajes sonoros surrealistas y evocadores.

El álbum se abre con «From Outside a Window Sill«, una pieza que evoca sentimientos de nostalgia y deseo de pertenencia. Lila Ramani, la talentosa vocalista y compositora de la banda, expresa su anhelo por un hogar a través de una interpretación etérea y conmovedora. La canción titular, «AMAMA«, rinde homenaje a la abuela de Ramani, integrando un sample de su voz cantando en malayalam, creando un canto de amor y esperanza que resuena profundamente.

AMAMA‘ no solo destaca por sus letras poéticas y confesionales, sino también por su producción audaz y experimental. Producido junto a Johnscott Sanford y Jonathan Rado, el álbum muestra una evolución en el sonido de Crumb, con una mayor incorporación de elementos electrónicos y cambios de tempo que mantienen al oyente en un estado constante de anticipación y maravilla. Canciones como «Crushxd» y «Dust Bunny» son ejemplos brillantes de esta experimentación, combinando grooves cautivadores con samples de breakbeats y melodías etéreas que desafían las expectativas.

Uno de los aspectos más destacados del álbum es que nos muestra la capacidad que tienen Crumb para crear atmósferas envolventes y oníricas. «Sleep Talk«, por ejemplo, sumerge al oyente en un paisaje sonoro hipnótico, donde los sintetizadores brillantes y las guitarras distorsionadas se entrelazan con la voz espacial de Ramani, creando una sensación de ensueño y desconexión que es a la vez inquietante y hermosa.

A medida que el álbum avanza, se revela una narrativa subyacente de búsqueda de conexión y estabilidad emocional. En «The Bug«, Ramani captura la inquietud y el surrealismo de la vida en la carretera, mientras que en «XXX«, que cierra el disco, parece encontrar un momento de respiro y reflexión, ofreciendo una conclusión contemplativa y serena a un viaje emocionalmente tumultuoso.

AMAMA‘ es un testimonio de la madurez artística de Crumb. La banda ha logrado forjar un sonido único y atemporal que trasciende las etiquetas de género y transporta al oyente a través de paisajes sonoros etéreos y psicodélicos. Con una producción meticulosa y una exploración rítmica audaz, el álbum demuestra la capacidad del cuarteto para evolucionar y expandir sus horizontes musicales sin perder su esencia hipnótica.