8.0
Score

Final Verdict

El álbum de debut de Cosmen sorprende por su variedad y por lo bien que encajan todas sus piezas. Aquí hay post-punk, indie-pop, synth-pop, shoegaze, y una buena cantidad de estilos más, pero lo bueno es que el artista madrileño los maneja con soltura y consigue hacer uno de esos discos en los que casi todas las canciones podrían ser un buen single.

Los trabajos en solitario cobran más sentido si el artista en cuestión huye del sonido de su banda principal. Y eso es algo que parece que Javi, guitarrista y cantante de Cosmen Adelaida, se ha tomado muy en serio en su álbum de debut bajo el nombre de Cosmen. La libertad de componer sin depender de nadie le ha llevado a crear un universo musical rico y variado, en el que cada canción busca su identidad, pero en el que, a su vez, hay una cierta coherencia. Porque, además, se desenvuelve muy bien en prácticamente todas las facetas del álbum. 

Podríamos decir que parte de esa coherencia se debe a un cierto toque oscuro que tienen algunas canciones del álbum. Pero, incluso, dentro de esa oscuridad, hay variedad. Porque, poco tiene que ver el post-punk vibrante y sintético de “Sintagma”, con la elegancia tétrica de “El baúl del monje”. O la electrónica ensoñadora y serena de “Fontana”, con el indie-rock de “Teatro”. Y si nos vamos a “Noche Americana”, nos encontramos con que esa oscuridad se llena de potencia y guitarras distorsionadas y se va a un shoegaze de lo más crudo. Aunque una voz femenina le aporta un punto melódico. Lo bueno es que, en todas ellas, acierta. 

Estamos ante un disco con dos partes muy diferenciadas. Y es que, cuando sale de la oscuridad, se mete de lleno en todo lo contrario. Hay una faceta muy pop y luminosa que está muy bien representada en temas tan juguetones y pegadizos como “Flop, Flop, Flop!” y “¿Dónde estás, Carmen Sandiego?”. En esta última, por cierto, con La Estrella de David como invitado estelar. Porque sí es cierto que ha contado con la ayuda de algunos otros artistas. Como Marina de Klaus & Kinski, que pone la voz a “Probando”, una de las dos incursiones en la pista de la pista que nos encontramos aquí- la otra es la étnica “Vibraciones”-. De hecho, es un estupendo tema de synth-pop ensoñador. Aunque hay que decir que el gran hit del disco es “La canción perfecta”, que hace honor a su nombre y es una canción perfecta con un estribillo memorable. 

https://labotiga.elgenioequivocado.com/producto/cosmen-cosmen-lp/