Publicidad

Ex:Re, Casa Llotja de Mar, Barcelona (15/06/2019)

Autor: | @stapeppis

Faltaban apenas diez minutos para las ocho de la tarde y una significativa cola de gente aguardaba la apertura de las puertas de la Casa Llotja de Mar de Barcelona. Elena Tonra, alma de la banda de indie folk británico Daughter, presentaba su nuevo proyecto en solitario, ‘Ex:Re’, y lo hacía con un concierto de formato íntimo gratuito (con invitación previo registro web) gracias al Ciclo de Música de Momentos Alhambra. Con algo de retraso, entramos por fin al recinto y nos encontramos en un patio cuadrado rodeado de una galería porticada a través del cual accedimos a una enorme sala de altos techos de madera forjada, donde se había dispuesto el escenario para el concierto.

Reconvertida en Ex:Re (un juego con las palabras “ex” y “X-ray”), la también compositora y cantante de Daughter salió al escenario sonriente y con semblante tímido, vestida con un mono negro de lentejuelas (que quise para mí desde que se lo vi puesto). Entre el público, sentado y Alhambra en mano, reinaba ya un silencio sepulcral. No es de extrañar que, desde el primer tema, su delicada voz y los acordes de su guitarra nos hicieran estremecer.

Era de esperar. Es sabido que Ex:Re nació de un corazón roto y, por ende, del dolor, de la rabia, de las cicatrices, del vacío que deja la ausencia de un alguien que fue importante, pero también de los buenos recuerdos y del crecimiento personal que conlleva el ir cerrando heridas y avistando nuevos horizontes. Aunque la música de Ex:Re no se aleja en exceso de la esfera de Daughter, su abordaje es mucho más personal e intimista. Aquí, Elena Tonra se expone como no lo había hecho hasta ahora.

Acompañada por su banda, un batería y dos multi instrumentalistas, la artista fue desmenuzando los temas de este nuevo proyecto. Solo un tímido gallo al inicio de ‘New York’, que provocó las risas de la cantante y las primeras filas del público, rompió la solemnidad del concierto durante breves momentos. Fueron tres cuartos de hora de poesía sonora en los que destacaron temas cercanos al trip hop como ‘The Dazzler’ o ‘Liar’, el sencillo del disco, ‘Romance’ —que aportó ritmo a un directo dominado por cadencias lánguidas—, o ‘My Heart’ durante el cual el nudo en la garganta se nos fue haciendo mayor con cada “in your hands, my heart”.

Hay rupturas que duelen tanto que nos obligan a tomar medidas más allá de dejar pasar el tiempo. Esto es lo que ha hecho Elena Tonra con Ex:Re, un trabajo que sabe a tristeza, a melancolía y a recuerdos que ahora duelen pero luego sanarán, y con el que ha logrado reconvertir la catarsis emocional de una relación fallida en el propio remedio para superarla.

De no ser por el catering y las cervezas que siguieron, el concierto me hubiese dejado a punto de caramelo para meterme en la cama a llorar hasta el día siguiente. Menos mal. Gracias, Elena. Gracias, Alhambra.

 

To Top