Publicidad

Citizenfour, Laura Poitras (2014)

Autor: | @VerrierVictor

La libertad es a día de hoy tan poco importante que podemos aceptar el hecho de ver esta película sin tan siquiera inmutarnos, sin tan siquiera aterrorizarnos de vivir en un estado opresor que todo lo controla y que es real. A esto yo lo llamo “Terror en estado puro” aunque en este caso no estamos hablando de una película de género sino de un documental.

En Enero de 2013, la cineasta Laura Poitras empezó a recibir correos electrónicos cifrados firmados por un misterioso nombre “Citizenfour“. En ellos, este hombre decía tener pruebas acerca de las escuchas ilegales que la NSA y otras agencias de inteligencia internacionales realizaban.

El retrato de Edward Snowden, el “Héroe del siglo XXI” que se ocultaba bajo ese seudónimo y que destapa un asunto que comparado con el “Watergate“, este último, sería un juego de niños; se realiza a través de los encuentros secretos que la cineasta y otros periodistas mantuvieron en la habitación de un hotel en Hong Kong.

Sin salir de esa habitación pero con la intensidad de un thriller somos testigos de como Snowden va destapando el mayor ataque a las libertades de la Historia. Esto no es una novela de George Orwell, esto es la realidad superando la ficción. Este es el mundo en el que vivimos.

Convertido en enemigo del estado por el presidente Obama y nosotros en testigos ahora de su historia, este film sería la película definitiva sobre el mundo post 11-S. Aunque la única repercusión que pueda tener es que haya ganado un Óscar y nosotros lo podamos ver tan fríamente que no nos estremezcamos ante semejante documento.

La mentira de la democracia es destapada por este sacrificado héroe del que pocos tienen constancia, pero como digo la gran victoria del sistema, su gran golpe maestro ha sido conseguir que ni nos importe.

La secuencia final es espeluznante y realmente desoladora.

To Top