Cinco nuevos discos para hacer la cuarenta más llevadera

Hoy se publican algunos de los discos más esperados del año

Las fechas de los lanzamientos musicales es una cosa muy estudiada por las compañías de discos, que cuentan con sus cálculos y estrategias para elegir un día en concreto. Hoy, 20 de marzo de 2020, es uno de esos días que debe tener algo especial, o por lo menos, lo tenía, porque con esta movida que estamos viviendo, todo ha cambiado de golpe. Eso sí, aunque no puedas acudir a tu tienda de discos más cercana –está la opción de venta online, pero no deberías utilizarla salvo para cosas imprescindibles-, sí que puedes disfrutar de ellos gracias al streaming. Por eso os vamos a recomendar cinco trabajos que salen hoy, y que, a buen seguro, os harán más llevadera la cuarentena. 

Triángulo de Amor Bizarro – ‘oɹɹɐzıqɹoɯɐǝpolnƃuɐıɹʇ’ 

Así, al revés, y homónimamente, han titulado Triángulo de Amor Bizarro su quinto trabajo. La banda gallega nos ha sorprendido mucho con los adelantos que han ido sacando a lo largo de estos últimos meses. Tres canciones variadas, donde hay potencia rítmica (‘Ruptura’); momentos de kraut electrónico (‘Fukushima’), e himnos con reminiscencias al pop alternativo de los 80 (‘Vigilantes del espejo’). Ese eclecticismo está presente a lo largo de todo el álbum, que vuelve a ser una colección de canciones irresistible. Además, hay sorpresas, como ‘Acosadores’, en la que cuentan con Ariadna de Los Punsetes como invitada, o esa ‘Asmr para ti’, donde se meten en terrenos cercanos al dream-pop. Lo han vuelto hacer. 

Baxter Dury – ‘The Night Chancers’ 

Baxter Dury se ha convertido en el músico más elegante del pop británico actual. El de Londres ya lleva unos cuantos discos centrándose en el lado más electrónico de su carrera, es más, su anterior trabajo, fue una colaboración con Étienne de Crécy. Pero ahora vuelve con su primer álbum propio de 2017, y sigue donde lo dejó. Por un lado, aparece esa faceta más electrónica, en la que entran joyas como ‘I’m Not Your Dog’ (a ver quién se resiste a ese estribillo de voces femeninas en francés), o esa balada llamada ‘Daylight’. Y por el otro, aparece la que podríamos llamar su “faceta charming”, que es la que se lleva buena parte del álbum. Y ahí tampoco vuelve a fallar, porque ‘Slumlord’, ‘Samurai’ o ‘Sleep People’, son excelentes. 

Moaning – ‘Uneasy Laughter’

Los norteamericanos Moaning han dado un salto importante con su segundo trabajo. La banda de Los Angeles recibió los elogios de la prensa especialidad con su debut, un disco en el que las guitarras crudas y la oscuridad eran protagonistas. Ahora vuelven con “Uneasy Laughter” un disco en el que no han perdido las dos cosas. Eso sí, han rebajado el nivel de crudeza de las guitarras, y han metido unos cuantos elementos electrónicos. El resultado no puede resultar mejor, y su post-punk brilla más que nunca en cortes como ‘Ego’, ‘Running’, o ‘Connect the Dots’. Además, se meten de lleno en terrenos puramente synth-pop en la estupenda ‘Fall In Love’. Una sorpresa muy grata. 

Morrissey – ‘I Am Not a Dog on a Chain’

No lo vamos a negar, Morrissey se ha ganado a pulso la indiferencia con la que mucha gente se está tomando esta etapa de su carrera. El de Manchester no ha parado de hacer declaraciones controvertidas, y casi ha sido más noticia por eso, que por sus nuevas canciones. Pero, por ser quien es, siempre hay que darle una oportunidad a sus nuevos discos. Y ojo, porque “I Am Not a Dog on a Chain”, resulta un tanto más atractivo que sus lanzamientos más recientes. O por lo menos, se adentra en otros terrenos que le dan algo de frescura a sus canciones. Ahí está la electrónica de ‘Jim Jim Falls’ y ‘Once I Saw the River Clean’; el soul con un punto psicodélico de ‘Bobby, Don’t You Think They Know?’, en la que colabora la gran Thelma Houston, o el pop sin complejos de ‘What Kind of People Live in These Houses?´. Así que parece que estamos ante un nuevo Morrissey. Ahora solo le hace falta medir un poco sus palabras. 

Låpsley – ‘Through Water’

Cuatro años ha tardado Låpsley en publicar la continuación de su aclamado álbum de debut. La de York se ha tomado con mucha calma la composición de estas canciones, las cuales reflejan su paso a la madurez, si haber cumplido los 24 años se puede considerar madurez, claro. Diez canciones elegidas entre cien, en las que también habla del clima, el agua y la naturaleza. No obstante, es una gran apasionada del mundo de los yates y tiene un barco llamado Theodore. Musicalmente, vuelve a sumergirnos en unas canciones llenas de texturas electrónicas, en las que hay influencias del soul, el r&b o el dream-pop. Además del synth-pop, que aparece en ‘Womxn’, el que ya se ha convertido en uno de los himnos del Día Internacional de la Mujer de este año.