No te pierdas...
Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de nuestras cookies.
8.0
Discos

Mogwai, ‘As The Love Continues’ (PIAS, 2021) 

Hay que reconocerles a Mogwai el mérito que tiene seguir aquí después de 25 años. Sobre todo, porque el post-rock con el que empezaron allá por 1996, se ha quedado en el olvido. Son muchas las bandas emblema de aquél movimiento que han desaparecido, pero ellos siguen aquí y, además, sacando discos notables cada poco tiempo. Y en parte, esto se debe a que hace ya un tiempo que ampliaron su paleta de sonidos, metiendo elementos más electrónicos, o llegando a coquetear con el pop. Algo con lo que nos volvemos a encontrar en su nuevo álbum.

8.3
Discos

The Weather Station, ‘Ignorance’ (Fat Possum, 2021) 

Hasta ahora, The Weather Station era una artista de folk muy bien considerada por los seguidores de este estilo, pero todo ha cambiado con su quinto trabajo. Tamara Lindeman, que es la jefa absoluta de este proyecto, ha dejado de lado la guitarra acústica, y se ha metido de lleno en un pop donde hay un saxo, un piano, una sección rítmica vibrante, varios instrumentos de cuerda, y hasta tintes de electrónica.

7.9
Discos

Baio, ‘Dead Hand Control’ (Glassnote, 2021) 

En los primeros años de Vampire Weekend, cuando veíamos a Chris Baio echarse sus característicos bailes encima del escenario, nunca pensamos que se iba a construir una carrera en solitario en la que lo principal es bailar. Ya sea en su faceta más pop, o en su faceta más electrónica, en sus discos siempre prima la música dirigida a hacernos mover los pies. Algo que también ocurre con su nuevo trabajo. Aunque hay que decir que, quizá, un poco menos. Debe de ser porque trata de un tema tan serio como la muerte.

8.2
Discos

Arlo Parks, ‘Collapsed in Sunbeams’ (PIAS, 2021) 

Arlo Parks ha protagonizado uno de los ascensos más rápidos a la primera fila del pop británico que se recuerdan. De hecho, se podría decir que prácticamente ha aterrizado allí. Y es que, desde que su primer single sonó en las radios británicas, a este álbum de debut por todo lo alto, apenas han pasado dos años. Eso sí, en este corto periodo de tiempo, ha sabido jugar muy bien sus cartas, publicando singles excelentes, una colaboración con Clairo, y dejando que la prensa de su país la proclamara como la “la voz de su generación”. Algo que, en un principio, podría parecer exagerado, pero que se entiende perfectamente nada más escuchar el disco.