No te pierdas...
Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de nuestras cookies.
The Dream Syndicate
7.9
Discos

The Dream Syndicate, ‘Ultraviolet Battle Hymns and True Confessions’ (Fire Records, 2022) 

Tengo claro que, si no hubieran parado su carrera a finales de los ochenta, The Dream Syndicate podrían haber tenido un éxito similar al de una banda como Yo La Tengo. El grupo de Steve Wynn decidió dejarlo cuando todo lo “alternativo” se empezaba a poner de moda, y esa música que empezaron a hacer porque nadie más la hacía, estaba a punto de convertirse en algo mucho más grande.

Angel Olsen
7.7
Discos

Angel Olsen, ‘Big Time’ (Jagjaguwar, 2022) 

No se puede decir que Angel Olsen no se reinvente en cada disco que hace. Al igual que otras artistas de su generación, la de Missouri empezó su carrera agarrándose al indie-rock de clara influencia noventera. Pero, poco a poco, la cosa fue cambiando y su música viró hacia caminos más intensos, sintéticos, oscuros, y ochenteros. No obstante, no hace mucho que editó un EP de versiones con alguno de los hits de aquella época. Y ahora, tras entregar una de las canciones de 2021 junto a su amiga Sharon Van Etten, le da otra vuelta de tuerca a su carrera y se deja llevar por sonidos mucho más añejos en los que se acerca bastante al country.

Just Mustard
8.1
Discos

Just Mustard, ‘Heart Under’ (Partisan, 2022) 

Just Mustard es una de las bandas que más nos han sorprendido este año. Su concierto en Madrid abriendo para Fontaines D.C. nos dejó con la sensación de estar ante una banda con un futuro brillante, y una de las que puede marcar la ruta del rock en los próximos años. Su forma de llevar las guitarras a mundos desconocidos, o poco explorados, hace de este joven grupo irlandés algo digno de ver en directo -ojo, que en otoño vuelven a nuestro país-.

Horsegirl
7.8
Discos

Horsegirl, ‘Versions of Modern Performance’ (Matador, 2022) 

Cuando grupo como Horsegirl, que está formado por tres chicas que acaban de salir del instituto, se saca de la manga un trabajo de indie-rock que suena a los noventa por todos los lados, es que está claro que estamos ante un revival de aquella época. Nora Cheng, Penelope Lowenstein y Gigi Reece no solo no habían nacido cuando toda esa escena despegó, es que ni siquiera vivieron su declive con la entrada del nuevo siglo.

Dehd
8.1
Discos

Dehd, ‘Blue Skies’ (Fat Possum, 2022) 

Dehd es una de esas bandas que consigue mucho con muy poco. El trío de Chicago se apoya en la clásica alineación de guitarra, bajo y batería para componer sus canciones, pero estas suenan increíblemente frescas. Es algo que pudimos comprobar en ‘Flower of Devotion’, su estupendo tercer trabajo, y algo que mejoran en su nuevo álbum. Aunque haya sido por circunstancias ajenas a ellos, ya que, como la pandemia les pilló en mitad de la composición de estos temas, tuvieron más tiempo para pulirlos. Y el caso es que les vuelve a funcionar.

Sunflower Bean
7.8
Discos

Sunflower Bean, ‘Headful of Sugar’ (Lucky Number, 2022) 

Sunflower Bean han apostado por el cambio en su tercer trabajo. Hasta ahora, la banda neoyorquina, se decantaba por un rock heredado de los setenta y que los metía de lleno en esa prolífica new-wave que tanto triunfó en su ciudad hace ya más de cuarenta años. Y hay que decir que, con bastante acierto, porque, tanto su debut, como su continuación, eran estupendos.

Lykke Li
8.0
Discos

Lykke Li, ‘EYEYE’ (PIAS, 2022) 

Desde luego, no se puede decir que Lykke Li siga la misma línea en todos sus discos. Es más, parece que, con cada álbum, necesita reinventarse. Y eso es lo que, una vez más, ha hecho en su nuevo trabajo. Porque, si en aquel ‘so sad so sexy’ de 2018 necesitó hasta nueve productores para llenar sus canciones de sonidos urban, aquí hace todo lo contrario -lo ha bautizado como «una ruptura con el álbum de ruptura»-.

Porridge Radio
8.2
Discos

Porridge Radio, ‘Waterslide, Diving Board, Ladder To The Sky’ (Secretly Canadian, 2022) 

Porridge Radio publicaron su segundo trabajo el día que medio mundo se encerró su casa por la pandemia. Algo que, en un principio, tendría que haber sido perjudicial para un grupo que estaba en pleno crecimiento en aquella época. Pero lo cierto es que, aunque no pudieron hacer gira para presentarlo, lograron un éxito importante para su categoría, y el beneplácito de toda la crítica.