No te pierdas...
Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de nuestras cookies.
Torres-Thirstier
8.0
Discos

Torres, ‘Thirstier’ (Matador, 2021) 

es se ha pasado media vida luchando para que su religión y su sexualidad coexistan sin ningún tipo de problema, y eso es algo que siempre se ha reflejado en sus trabajos. Hasta ahora, porque la artista de Florida ha decidido que ya va siendo hora de centrarse en lo que la hace feliz. Y ahora mismo, eso, es su vida en Brooklyn junto a su pareja, la pintora Jenna Gribbon. Además de su carrera musical, claro.Por eso su quinto trabajo nos trae a una Torres más viva y eufórica que nunca. Lo que, se mire por donde se mire, es todo un acierto. 

Lucid-Express
8.0
Discos

Lucid Express, ‘Lucid Express’ (Kanine Records, 2021) 

Dicen que escuchar música, o hacerla, son algunas de las mejores formas de evasión. Algo que saben muy bien los miembros de Lucid Express. La banda de Hong Kong, que a principio de la década pasada tuvo un inicio de carrera de lo más prometedor, volvió a la activad en 2019 casi por necesidad. Las protestas contra la ley de extradición que se estaban viviendo en su región, los llevaron a meterse en local de ensayo y componer nuevas canciones para evadirse de la realidad durante unas horas. Y de ahí salen las canciones del que, tras más de diez años de su formación, componen su álbum de debut. 

8.2
Discos

The Goon Sax, ‘Mirror II’ (Matador, 2021) 

The Goon Sax ya no es esa joven banda de instituto obsesionada con los cortes de pelo que nos cautivó con su álbum de debut. El trío de Brisbane se ha metido de lleno en la veintena, y con este paso han entrado en un mundo nuevo, y algo más maduro. Algo que se puede apreciar en su tercer trabajo, que es mucho más extraño y ecléctico que sus predecesores. Aunque eso sí, su amor por el pop sigue presente en todas sus canciones.

8.2
Discos

Quivers, ‘Golden Doubt’ (Bobo Integral, 2021) 

No nos cansamos de repetir lo mucho que nos gusta el pop que llega de Australia. Y es que es imposible ignorar la cantidad de buenos grupos que salen desde la otra punta del mundo, y lo bien que adoptan ese pop por el que no pasa el tiempo. Es el caso de Quivers, una banda de Melbourne que ya sorprendió con un precioso álbum de debut, y que ahora vuelve a la carga con un segundo trabajo aún mejor.