8.0
Score

Final Verdict

Carolina Durante supera con éxito la difícil papeleta del segundo disco y nos dejan un trabajo en el que es imposible encontrar una canción que baje el listón. Además, es un entretenimiento de primera.

Pocos grupos nacionales han tenido un ascenso tan grande y en tan poco tiempo como Carolina Durante. Parece mentira, pero la banda madrileña apareció en nuestras vidas hace menos de cinco años, y aquí los tenemos, con un segundo disco recién salido del horno, el cual, a buen seguro, y en unos días, ocupará los primeros puestos de las listas de ventas españolas. Y todo esto con una pandemia de por medio que los ha tenido casi dos años sin apenas conciertos, y sin poder darse un merecido baño de masas en un famoso pabellón madrileño. Lo que hace que este segundo trabajo sea todavía más especial.

Cuatro chavales’ es un disco continuista, pero tiene un detalle que lo hace un poco superior a su debut. Su sonido es mucho más compacto y contundente, y ahora se asemeja más al de sus directos. Y eso, unido a que no han perdido el talento para crear letras ácidas e inteligentes, nos deja con una colección de canciones incontestable. Solo hay que escuchar esa bestialidad acelerada llamada “Aaaaaaaa#$!&”, que es todo una apisonadora sonora con una letra llena de mala hostia. O “Tu nuevo grupo favorito”, donde ironizan con todas las exageraciones que se han dicho de ellos en los últimos años. Aunque ellos “solo querían pasarla bien”.

Estamos ante otro de esos discos en los que todas las canciones podrían ser singles. Ahí está esa ultra pegadiza “Granja escuela” en la que hablan de las adicciones y nos dejan alguna que otra frase antológica –“no sabéis lo que me duele verle todos los días en el Codere”-. O ese juguetón himno pro-asfalto que es “Urbanitas”. Además de esas canciones que han ido adelantando en los últimos meses y que ya se han convertido en todo un éxito, como “Famoso en tres calles”, “Moreno de contrabando” o “10”.

No todo es punk-pop contundente y acelerado en el nuevo disco de Carolina Durante. El cuarteto madrileño también sabe cuándo pisar el freno y rebajar la intensidad de sus guitarras. Es el caso de “No es tu día”, que no es otra cosa que un grandísimo tema de pop de lo más luminoso y melódico. De hecho, arriesgándome un poco, se podría decir que suena a los Jesus & Mary Chain del ‘Darklands’. Y es que, no hay que olvidar que la banda de los hermanos Reid siempre ha sido una de las influencias confesadas de los miembros de Carolina Durante. Algo que también se puede apreciar en la estupenda “Minuto 93”. Y ojo, porque en “Yo soy el problema” y “Colores”, van mucho más allá y se meten de lleno en el shoegaze. Además, de una forma estupenda.