7.9
Score

Final Verdict

Un trabajo muy consistente, casi conceptual, lleno de una esplendida calidad musical e inmejorables letras.

Tras una espera de tres años recibimos el mejor trabajo, sin duda, hasta la fecha de éste dúo formado por Joan Delgado y Alex Turon, en su cuarta entrega desde que en el año 2016, nos presentaran su homónimo Cala Vento.

El actual, Casa Linda, supone una evidente evolución, a muy bien, de la banda. Nos enfrentamos,  indudablemente, con las mejores letras entre las entregadas hasta la fecha, que se mueven entre la crítica social y el intimismo más simple y cercano. Sin obviar que en el aspecto musical, a pesar de mantener sus habituales registros guitarreros post hardcore, nos presentan para ésta ocasión una cierta y tímida variedad de registros (solo hace falta escuchar el último corte del álbum para comprobarlo).

En esta ocasión teníamos un conocimiento previo muy extenso,  ya que los avances a su publicación fueron numerosos,  hasta cinco, sin obviar que “Teletecho” la colaboración con Amaral, ya se había  publicado en el año 2021. Y esos prolegómenos que ya eran más que esperanzadores han sido indudablemente más que confirmados una vez hemos tenido en nuestras manos la obra al completo.

Y es que los tres primeros temas son casi para escucharlos en bucle. “Más que Satisfechos” es una canción rotunda, simple, directa que invita a ser coreada y, que en directo será, obviamente, un éxito rotundo. “Equilibrio” son dos canciones en una, es una suerte de cruda crítica social atenuada con un amor amable e iniciada con una energía desbordada para acabar con un sonido ligero y atenuado. Un acierto de canción. Y no es la única, ya que la exuberante y tentadora “Ferrari”, con sus coros energéticos, supone una sacudida pegadiza y contagiosa, por igual, hasta decir basta.

Pero en éste caso concreto merece la pena continuar adelante con la escucha. A la apasionada “No hay manera”, con un inicio atenuado con batería lenta, punteo y voz arrastrada que van adquiriendo vida y nervio hasta el mantra final que crece  y desemboca en todo lo alto. Le sigue la acalorada “Tu lugar” una proclama contra el uso de las redes sociales, directo y sencillo, con riff heavy incluido, que revitaliza ésta parte media del álbum antes de la llegada de “23 Semanas” un tema que vuelve a elevar el nivel al luchar enconadamente con esa terna de temas que pueden ser considerados el hit o uno de los hits de Casa Linda

Reseñar que es un alivio que no se nos obligue a elegir entre una u otra de las dos estupendas colaboraciones incluidas, ya que tanto la pegadiza y revitalizante “Teletecho” con Amaral,  como la rabiosa “Passar Pantalla” con  Gorka Urbizu de Berri Txarrak   (cantada en vasco y catalán) con unas guitarras distorsionadas que acaban en metálicas, son muy dignas y no hacen más que hacer crecer en  calidad éste cuarto trabajo de Cala Vento.

Los dos últimos temas son la prueba más palpable de la evolución de la banda,  con la homónima, crítica y reflexiva “Casa Linda”, que con una simple guitarra acústica,  sin necesidad de parafernalia y sin elevar la voz en ningún momento relata la fría realidad del problema de la vivienda. El cierre definitivo se produce con la sorpresiva “Conmigo”,  en la cual hacen desaparecer la guitarra y batería, para presentarnos una canción emocional,  con unos sintetizadores, por primera vez en la trayectoria de Cala Vento,  que se funden con sus voces para conducirnos a la pista de baile como final.

Un trabajo muy consistente, casi conceptual, lleno de una esplendida calidad musical e inmejorables letras, con mucha actitud, donde nos exponen lo crudo que está todo, pero lo atenúan perfectamente con el ancla que puede suponer cualquier tipo de relación, ya sea sexual o amistosa, y, que hará indudablemente corear, bailar y disfrutar a los asistentes a los conciertos, amantes del rock guitarrero, como si no hubiera un mañana.