Bruce Springsteen, ‘Letter To You’ (Columbia Records, 2020)

Sí, Bruce Springsteen vuelve con uno de los mejores discos de su carrera.

Cada vez que un artista con una carrera solida, que cuenta con varias obras maestras en su haber, y con una reputación intachable, saca un nuevo trabajo, la estrategia promocional es la misma. Cuántas veces hemos escuchado a estrellas del rock decir eso de “es mi mejor disco desde…”, o “es el trabajo que siempre he querido hacer en mi carrera”. Son lugares comunes que, al final, terminan resultando menos efectivos que otra cosa. Algo así como el cuento de la oveja y el lobo. Porque, de vez en cuando, esas afirmaciones son ciertas, y el último trabajo de Bruce Springsteen es la prueba más evidente. Así que, esta vez, sí que toca disfrutar de un disco enorme del de New Jersey. 

Bruce Springsteen ha hecho todo lo posible para que este trabajo se convierta en un clásico de su discografía. Ha llamado a la E Street Band, con la que hacia seis años que no colaboraba, ha escrito varias canciones que rezuman melancolía y que nos recuerdan a todos esos artistas que ya no están, y ha llenado el álbum de buena parte de los ingredientes que han hecho de su carrera una de las más grandes del rock. Incluso ha rescatado varios temas de los setenta que tenia guardados. De hecho, lo que más se crítica de este disco, es que es Bruce Springsteen tratando de imitar a Bruce Springsteen. Pero oye, quién mejor que él para hacerlo. 

Letter To You’ es un disco para disfrutar, y uno de esos trabajos que transmiten la comodidad que ha llegado a encontrar esta banda. Porque, aunque Springsteen sea “el jefe”, aquí todos ponen su grano de arena. Y eso se nota en el resultado final del disco, que nos presenta a una banda totalmente engrasada y que suena como un tiro. Algo que se traduce en que nos encontremos con una buena cantidad de himnos marca de la casa. Es el caso del tema titular, o de esa apisonadora sonora que es “Burnin’ Train”, en la que la nos encontramos a una E Street Band dando toda una lección de cómo hacer rock. Pero es en “Ghosts” donde nos encontramos al mejor Springsteen, y al creador de himnos de estadio. El tema, que se va a los seis minutos de duración, lo tiene todo para convertirse en un clásico de su repertorio. Ahí está su piano clásico, esos riffs de guitarra épicos, el hammond, su voz cascada, el saxo, y una parte final con unos coros que parecen pensados para que los coreen 70000 almas en un estadio. Además de esa letra dedicada a todos los seres queridos que ya no están.

No solo de himnos vive este ‘Letter To You’. Estamos ante un disco de lo más completo en el que aparecen casi todas sus facetas. Tenemos ese lado más Bob Dylan, que nunca ha ocultado. y que se deja ver principalmente en los temas rescatados de los setenta –“Janey Needs a Shooter” y “Songs For Orphans” son excelentes-, ese punto más folk, con el que abre disco equivocándose un poco -quizá, la secuencia del álbum no es la mejor-, o su lado más puramente emotivo. Y ojo, porque ahí entra “House Of A Thousand Guitars”, uno de esos temas que bien valen por todo un disco. 

Reseña Panorama
puntuación