Bestia Bebé, ‘Gracias por nada’ (Sonido Muchacho, 2020)

Cuarto trabajo de la banda argentina

Hace ya unos cuantos años que, si queremos obtener algo de frescura dentro del indie-rock, hay que mirar a Argentina. La escena alternativa del país latinoamericano se ha convertido en un hervidero de bandas que no paran de cruzar el charco, hacer giras por nuestro país, y editar discos en sellos españoles. Grupos como Él mató a un policía motorizado, 107 faunos, Las ligas menores, o la que nos ocupa hoy, Bestia Bebé, han dado con la fórmula perfecta para conseguir su indie-rock funcione estupendamente en España. Y en su país, por supuesto. 

Gracias por nada’ es el cuarto disco de Bestia Bebé, y ese álbum con el que todo grupo entra de pleno en la madurez. Y es que estamos ante un trabajo donde entra en juego la melancolía. Algo que se aprecia muy bien en ‘Un documental sobre mí’, uno de los singles principales del disco, y una de esas canciones que ahondan en la tristeza para dar con un estribillo redondo. Una tristeza que también aparece en “El descontrol”, y en temas como “Eucalipto” y “Tu explosión”, donde bajan las revoluciones y se olvidan su distorsión habitual. Además de entregar una balada como “¿Qué clase de ciudad es esta?”, donde colaboran Santiago Motorizado y Mora Sánchez Viamonte. Una nueva faceta en la banda que le da algo de frescura a su propuesta. 

Evidentemente, ese lado más indie-rock, y más sucio, también aparece por aquí. Ahí están las aceleradas “El podio del TC” y “Me olvidé de tu cumpleaños”, que se acercan más a lo que hacían en sus primeros trabajos. O esa combativa, e ultra pegadiza, “Media docena de maleducados”, donde reflejan el desencanto que se vive en las calles, el cual, cada vez es más habitual. Aunque, quizá, la mayor sorpresa del disco llegue con “Musica de suspenso”. Y lo es por esa mezcla de guitarras acústicas con unas de lo más crudas y sucias. Además de su ritmo, casi militar, y muy contundente. 

Reseña Panorama
Puntuación