La actuación de Beck en Madrid casi ha pasado desapercibida con sus dos bolos dentro de la programación del Primavera Sound de Barcelona, pero lo cierto es que hay muchos motivos para acercarse a La Riviera a ver al genio californiano. Primero, porque es su primera fecha en la capital en ocho años, desde que fue cabeza de cartel del DCODE 2014. Y si nos vamos a una fecha en sala, hay que remontarse a un lejano año 2008. Pero también porque es una leyenda viva de la música popular de las últimas tres décadas, y sus últimos trabajos siguen resultandos interesantes. Solo hay que ver lo bien que se le dio el rollo ochentero en ‘Hyperspace’. Y, por si esto fuera poco, tenemos de telenoras a las Hinds, que siguen inmersas en la gira de su notableThe Prettiest Curse’. Razones de sobra para acercarse a su concierto.

Miércoles 8 de junio, Madrid, La Riviera.

Foto: Mikai Karl