Juanma Bajo Ulloa está nominado al mejor director en los premios Goya 2021 por Baby, sorprendente film que prescinde de los diálogos para contar la historia de una madre adicta a las drogas que pierde a su bebé a manos de un siniestro grupo. La decisión del director, de no hacer hablar a sus personajes, le permite brillar en un film rico en imágenes poderosas, simbólicas, bellamente fotografiadas por Josep M. Civit. También hay que destacar el diseño de sonido, muy creativo, que adjudica ruidos a los diferentes personajes -la campanilla de la bicicleta que anuncia al albino que interpreta Natalia Tena– y por supuesto la música, de Bingen Mendizábal y Koldo Uriarte, también nominados al Goya. Babyentra por los ojos y tiene un diseño artístico y de vestuario sobresalientes -una pena que no se hayan visto recompensados con nominaciones en los Goya-. 

Estamos ante un estimulante regreso de Juanma Bajo Ulloa al universo de películas como Alas de mariposa (1991) y La madre muerta (1993). Baby parte de un planteamiento realista, muy sórdido, describiendo el ambiente de una joven adicta a las drogas -la británica Rosie Day– para luego adentrarse en el terreno de la fantasía, a través de un bosque animado por todo tipo de insectos y animales y hasta llegar al sombrío caserón habitado por una bruja, la estadounidense Harriet Sansom Harris, que despojada de diálogos se hace dueña del gesto. Dirige bien a sus actores Juanma Bajo Ulloa, consiguiendo que ‘hablen’ sin emitir una sola palabra, utilizando sus rostros y sus cuerpos. Con elementos del cuento de hadas y del relato de terror gótico, el gran tema de la historia parece ser la maternidad, o más bien, el arquetipo de la madre terrible, la dualidad entre la vida y la muerte. 

Baby solo cojea en su argumento, demasiado redundante -en mi opinión- en el largo pasaje en el que la protagonista se infiltra en la vivienda de los estrafalarios -y aterradores- villanos. Aun así, la película consigue conjugar de una forma poco habitual la tragedia, una increíble crueldad, con la belleza de sus imágenes.