No te pierdas...
Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de nuestras cookies.
Cine/TV

Bone Tomahawk (S. Craig Zahler 2015) 

La frontera es sin duda uno de los escenarios más habituales del western. Un lugar sin Ley, sin civilización, en el que los colonos luchan por sobrevivir, pero también para construir el futuro de sus hijos, para forjar un país, obviamente, los Estados Unidos. Bone Tomahawk es un western crepuscular porque su historia tiene lugar cuando esa frontera prácticamente ha sido conquistada: «El profesor», interpretado por el Zahn McClarnon de la serie Fargo, es un indio integrado. Brooder (Matthew Fox) es un superviviente de esas guerras entre indios y hombres blancos, ya pasadas. Lo que propone el director y guionista S. Craig Zahler es el encuentro de esos cowboys casi civilizados con un vestigio. Con algo mucho más primitivo que los indios. Con hombres malos que matan, pero no para robar como «Buddy» (David Arquette), sino para comer. El enfrentamiento entre estos trogloditas caníbales es lo que convierte Bone Tomahawk en una película de terror.

Cine/TV

High-Rise (Ben Wheatly 2015) 

La civilización esconde la barbarie. Eso es lo que tienen en común el director británico Ben Wheatly -autor de Kill List (2011)- y el escritor de ciencia ficción J.G. BallardCrash (1973)-. En Turistas (2012) el cineasta mostraba cómo una pareja, ahogada por las reglas de una sociedad que nos convierte en seres insatisfechos, se dejaba llevar por impulsos primitivos convirtiéndose en asesinos en serie. Las primeras novelas del autor de El imperio del sol (1984) se caracterizan por mostrar distopías en las que el ser humano retrocede a un estado precivilizado para sobrevivir. Ahí están las post-apocalípticas El mundo sumergido (1962) y La sequía (1964). En La isla de cemento (1974) ni siquiera hace falta el fin del mundo: el protagonista se convierte en un Robinson Crusoe al quedarse atrapado debajo de una autopista. Ballard siente también predilección por la imagen de la civilización en ruinas, como en las anteriores, en Hola, América (1981) y en esta High-Rise (1975), en castellano, Rascacielos. Aquí, un moderno edificio promete a sus habitantes una vida autosuficiente en la que no haría falta salir más que para ir a trabajar, pero que acaba convirtiéndose en una microsociedad con sus tensiones exacerbadas, que acaba escenificando el caos de la lucha de clases. Resulta curioso que el mismo año que Ballard publicaba esta novela, el director David Cronenberg estrenaba una película con muchos puntos en común, Vinieron de dentro de… (1975) idénticamente situada en un edificio ultramoderno. Recordemos que el canadiense adaptaría luego Crash (1996) evidenciado la afinidad entre ambos autores.

Cine/TV

Absolutamente todo (Terry Jones 2015) 

Absolutamente todo es una comedia de ciencia ficción que tiene el aliciente de ser una pequeña reunión de los Monty Python. Terry Jones codirigió todas las películas del grupo –Los caballeros de la mesa cuadrada (1975), La vida de Brian (1979) y El sentido de la vida (1983)- aunque su carrera cinematográfica no llega a la altura de la de su compañero, Terry Gilliam. Aquí, el director de Eric el vikingo (1989) utiliza su voz y las de los otros PythonMichael Palin, Eric Idle, John Cleese y el propio Gilliam– para dar vida a los seres extraterrestres de la película (solo falta Graham Chapam, que nos dejó en 1989). Hay que destacar también la voz del recientemente fallecido Robin Williams que, en el papel del perro Dennis, repite lo que hizo más de una vez en vida: roba el protagonismo en cada una de sus intervenciones.

Cine/TV

The Green Inferno (Eli Roth 2013) 

Bienvenidos al Mondo. La 13 Muestra SyFy de cine Fantástico nos da la oportunidad -¡por fin!- de ver en pantalla grande la largamente esperada -antepenúltima ya- película de Eli Roth. El director de la estupenda Hostel (2005) propone aquí una anacrónica incursión en el llamado cine Mondo, un término que define un subgénero documental de los años sesenta basado en imágenes sensacionalistas. El título más conocido es sin duda el polémico falso documental Holocausto Caníbal (1979) que obligó a su director, Ruggero Deodato, a presentar en un tribunal a sus actores para demostrarle al juez que su film era solo ficción, que seguían vivos y por lo tanto no estaba proyectando en la pantalla sus horrendas muertes. Deodato utilizaba el lenguaje del Mondo haciendo pasar por reales las aventuras de sus protagonistas: europeos asesinados salvajemente por una tribu suramericana.

Cine/TV

The Invitation (Karyn Kusama 2015) 

La Muestra SyFy de cine fantástico es lo más parecido a un agujero de gusano. Te succiona un jueves y te expulsa el domingo, con la espalda fastidiada, una sonrisa en la cara y alguna imagen perversa que nunca olvidarás. Como el protagonista de La naranja mecánica, nos obligamos a abrir bien los ojos para ver más de 20 películas de ciencia ficción, terror, gore, y serie Z. Y antes de cada sesión, Leticia Dolera. La actriz que presenta la muestra en Madrid está más guapa y más graciosa cada año. ¿Se puede pedir más? Sí. Lógicamente queremos que las películas, además de pertenecer a los subgéneros que amamos, sean buenas. La elegida para abrir esta edición ofrecía todas las garantías: The Invitation ganó el premio a la mejor película en Sitges en 2015. Y no decepciona.

Cine/TV

Oscar 2016: Mad Max y Spotlight eclipsan a El Renacido 

Spotlight es la mejor película de 2015, al menos entre las nominadas al Oscar, y no puedo estar más de acuerdo. La cinta de Tom McCarthy ha tenido menos publicidad, es muy seria, pero es la obra más redonda en todos sus apartados: dirección, guión y sobre todo interpretación. En cuanto al mejor director, Alejandro González Iñárritu ha demostrado sin duda un gran dominio de su oficio con la cámara: la narrativa visual de El renacido es simplemente espectacular. Otra cosa es su contenido. Por eso la Academia de Hollywood ha preferido premiar -justamente- el guión de Spotlight por su impecable apuesta por la sugerencia, que consigue emocionar sin mostrar ni a un solo sacerdote descarriado. La gran apuesta se ha llevado el premio al mejor guión adaptado a pesar de las críticas por su «incomprensible» jerga económica. A veces el espectador peca de perezoso.

Cine/TV

Brooklyn (John Crowley 2015) 

Si eres un tío, te gusta mucho la música y has tenido problemas en tus relaciones sentimentales, probablemente te sentirás identificado con el protagonista de Alta Fidelidad (Stephen Frears, 2000). Aquella película estaba basada en una novela de Nick Hornby, firmante también del guión de Brooklyn, en la que dudo que te puedas identificar con nadie. Hornby ha desarrollado una sobresaliente carrera como guionista cinematográfico, en la que se ha especializado en crear personajes femeninos que le han valido nominaciones al Oscar a las actrices que los han interpretado: Carey Mulligan por An Education (Lone Scherfig, 2009), Reese Whiterspoon por Alma salvaje (Jean Marc Vallé, 2014) y ahora Saoirse Ronan por Brooklyn.

Cine/TV

Expediente X – Temporada 10 – ¿Queremos creer? 

Expediente X ha vuelto con nuevos episodios 14 años después de la novena temporada. ¿Ha valido la pena revivir esta serie de culto? Creo que la propuesta debería gustar a los verdaderos fans, ya que recupera el auténtico sabor de una obra sin la que hoy no existirían Perdidos (2004) o por supuesto, Fringe (2008). Lo que no quiere decir que el revival sea perfecto. Todo lo contrario.

Cine/TV

Carol (Todd Haynes 2015) 

La imagen de Carol (Cate Blanchett) y Therese (Rooney Mara) haciendo el amor puede decirte mucho de ti mismo. Si ves a dos mujeres, en lugar de a dos personas profundamente enamoradas, probablemente, no has entendido nada de esta película dirigida por Todd Haynes. La misma escena en La vida de Adèle (Abdellatif Kechiche, 2013) levantó ampollas porque parecía rodada por un hombre que contempla el sexo entre dos -guapísimas- mujeres. Tienen mucho en común estas dos obras, cuentan básicamente lo mismo, comparten incluso un desgarrador clímax en un restaurante. Pero, sin duda, la película de Kechiche expresa en carne viva lo que esta de Haynes cuenta por debajo de las costuras de los elegantes trajes diseñados por Sandy Powell, nominada a un Oscar.