No te pierdas...
Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de nuestras cookies.
Cine/TV

Zoolander No. 2 (Ben Stiller, 2016) 

El gran defecto de Zoolander No. 2 es probablemente su mayor virtud: es una completa memez. En el programa Cómicos de #0, Javier Cansado escuchaba a Joaquín Reyes decir que, además del humor inteligente, también le gustaba mucho la “tontuna”. El humor chorra de Zoolander no admite medias tintas, o te ríes o te aburres. La película es una acumulación de excesos difícil de superar. Ben Stiller y sus guionistas –Justin Theroux de The Leftovers entre ellos- saben que no pueden darse el lujo de desarrollar un argumento sino que deben bombardearnos con ideas sin descanso. Alguna tiene que hacernos reír. El protagonista, la parodia perfecta de un modelo, nació como un chascarrillo en la cadena VH1 y su exiguo recorrido es su talón de Aquiles.

Cine/TV

American Horror Story: Hotel 

American Horror Story: Hotel es la mejor temporada de la serie. La afirmación tiene sus riesgos: muchos se han quejado de la ausencia de Jessica Lange, del agotamiento de la fórmula y de la tendencia a acumular tramas y personajes. Donde otros ven defectos, yo veo ventajas. Brad Falchuk y Ryan MurphyNick/Tuck (2003) y Glee (2009)- han perfeccionado su idea del pastiche de películas de terror. El empeño en introducir nuevas historias en cada capítulo hace a la serie más entretenida que nunca. Y Lange ha sido sustituida dándole más peso a Sarah Paulson y un papel principal a Lady Gaga, ganadora de un Globo de Oro por su interpretación como la Condesa.

Cine/TV

El Renacido – The Revenant (Alejandro G. Iñárritu 2015) 

Lo primero que llama la atención de El renacido, es que es un western en planos secuencia. Si de John Ford recordamos las colosales imágenes del rocoso Monument Valley, González Iñárritu parece preferir el famoso travelling que se acercaba al rostro de John Wayne en La diligencia (1939). Sergio Leone hizo que las caras de sus mugrientos cowboys fueran tan importantes como los paisajes en formato panorámico. Iñárritu también prefiere los rostros de sus actores a las grandes extensiones que caracterizan al género. Recordemos que Birdman (2014), anterior film de Iñárritu, ocurría en un solo plano secuencia digitalmente falso. Aquí el director recurre al montaje, insertando planos del paisaje para situar a los personajes, pero la mayor parte del tiempo su cámara -en constante movimiento- estará pegada al rostro de los intérpretes. El aliento de DiCaprio empañando el objetivo. Esta decisión del mexicano nos mete dentro de la acción, nos acerca a la sangre derramada, nos sumerge debajo del agua helada de los ríos y hunde nuestros pies en la nieve. Consigue Iñárritu que su western sea muy físico. Pero más importante, libera a sus intérpretes de la limitación del montaje. La opción le ha valido a DiCaprio un Globo de Oro y una nominación al Oscar.

Cine/TV

Creed (Ryan Coogler 2015) 

En 1976, Rocky (John G. Avildsen) devolvía al cine los finales felices. Era como si se anticipara al hedonismo de los años 80 y se despidiera de los deprimentes 70, definidos como “la resaca de los 60” por Mike Milligan (Bokeem Woodbine) en Fargo (2015). Eso sí, el de Rocky era un final feliz pero pegado a la realidad. La victoria del boxeador era aguantar en pie al imbatible Apolo Creed (Carl Wheathers). Convertirse en campeón, era demasiado para esos años 70 post-Vietnam. Un año más tarde llegaría Star Wars (George Lucas, 1977) para cambiar el cine definitivamente. Estamos hablando de películas “honestas”, en el sentido de que cumplían los sueños de sus jóvenes autores. George Lucas nunca imaginó el éxito que tendría su Guerra de las Galaxias y Sylvester Stallone solo quería abrirse paso en Hollywood. Rocky intentaba ser “seria” y ganó el Oscar a la mejor película aquel año. Impensable. Entonces llegaron las secuelas.

Cine/TV

Spotlight (Tom McCarthy 2015) 

En la quinta temporada de la serie The Wire (2002-2008) su creador, David Simon -periodista durante 20 años- completó el retrato de su ciudad, Baltimore, ocupándose de un tema que conocía bien, la decadencia de su profesión. Simon dibujaba una redacción en la que los periodistas veteranos eran sustituidos por jóvenes más baratos y los reportajes de investigación eran eliminados por no ser rentables. Un reportero, Scott Templeton, personalizaba esa pérdida de valores: era capaz de inventarse las noticias para vender periódicos. Aquel personaje estaba interpretado por Tom McCarthy, actor que ya había comenzado entonces una destacada carrera como director de cine con Vías Cruzadas (2003) y The Visitor (2007). Ahora, McCarthy presenta Spotlight una película que defiende, precisamente, la virtudes de ese periodismo en vías de extinción: el que dice verdades aunque ello le cueste perder lectores.

Cine/TV

Master of None (Temporada 1) 

La figura del cómico como protagonista de una serie tiene exponentes tan ilustres como la revolucionaria -ahora clásica- Seinfeld (1989-1998), sitcom que abrió camino para la genial Curb Your Enthusiasm (2000) -también de Larry David– y posteriormente para la experimental Louie (2010), de Louis C.K. Master of None, sigue este camino, con el comediante Aziz Ansari ejerciendo de protagonista -nominado a un Globo de Oro-, de guionista y productor. Ansari es conocido por su papel en Parks and Recreation (2009-2015) y comparte la autoría de esta serie con un guionista de aquella, Alan Yang. La gran pregunta es en qué se diferencia Master of None de los precedentes mencionados y la respuesta es que, en determinados momentos, se acerca al modelo de Girls (2012), al interesarse por inquietudes de corte generacional. Eso sí, Aziz Ansari (1983) es algo mayor que Lena Dunham (1986), por lo que su personaje tiene las dudas propias de un treintañero, mientras que los protagonistas de la serie producida por Judd Apatow todavía no han traspasado la treintena.

Cine/TV

La Gran Apuesta (Adam McKay 2015) 

Adam McKay es probablemente uno de esos directores cuyo nombre nunca recordarás. Seguramente has visto los carteles de sus películas, en las que suele aparecer Will Ferrell, lo que te llevó a descartarlas inmediatamente como “otra americanada”. Quiero que sepas que, para mí, estás equivocado. Pero oye, es cuestión de gustos. El humor es, sin duda, subjetivo. McKay ha firmado comedias como Pasado de vueltas (2006), Hermanos por pelotas (2008), Los otros dos (2010) y Los amos de la noticia (2013). Seamos sinceros, los títulos en castellano no ayudan precisamente a que estas películas se ganen nuestro respeto. Pero para mí, la ópera prima de McKay es una auténtica obra maestra del humor. El reportero: La leyenda de Ron Burgundy (2004) difícilmente será igualada en su increíble concatenación de gags estúpidamente divertidos.

Cine/TV

Los odiosos ocho (Quentin Tarantino 2015) 

¿De cuántos directores de cine se puede decir que has visto toda su filmografía? Seguramente de pocos o ninguno. Pero probablemente Quentin Tarantino es uno de ellos. Es fácil encontrarse con personas que ha visto todas las películas del tío que comenzó trabajando en un videoclub. Tarantino es uno de los directores en activo más populares por varias razones. Su cinefilia gusta a los espectadores exigentes, pero sus películas son asequibles al gran público. Tarantino ha cultivado su imagen creando un personaje “famoso”, pero hace películas que se sostienen por sí solas. Además, como director no se prodiga demasiado. No estrena cada año como Woody Allen. Y sobre todo, nunca nos ha decepcionado. Los que estéis pensando en Death Proof (2007), volvedla a ver. Hasta que os guste. Lo importante, amigos, es que Los odiosos ocho tampoco decepciona.

Cine/TV

Las nominadas a mejor película en los Oscar 2016, bien explicaditas 

Cada año nos pasa: cuando se anuncian las películas que competirán en los Oscar, conocemos una o ninguna. Esto se debe, sobre todo, a que en nuestro país suelen estrenarse “tarde” con respecto a la gala de los premios, que se celebrará este año el próximo 28 de febrero. Así que, para que nadie se pierda, vamos a revisar los ocho títulos nominados a mejor película. Lo primero que hay que decir es que en España solo se han estrenado tres de ellos.