No te pierdas...
Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de nuestras cookies.
Discos

Young Galaxy, «Ultramarine» (Paper Bag Records, 2013) 

Resulta curioso comprobar el cambio de rumbo que han tomado los canadienses Young Galaxy en los últimos años. La banda de Montreal empezó su carrera siendo una más de la corriente dream-pop e indie-rock de su país, y en apenas un lustro se han convertido en un grupo de synth-pop capaz de hacer hits para reventar la pista de baile. No hace falta decir que el cambio les ha sentado de maravilla. Ahora, por lo menos, destacan en algo, cosa que no pasaba con sus primeros trabajos.

Discos

Vampire Weekend, “Modern Vampires Of The City” (XL Recordings, 2013) 

Modern Vampires Of The City es el disco con el que Vampire Weekend se la juegan, el que debería confirmarles como una de las bandas más importantes de nuestros días. Por eso mismo, no sorprende la enorme campaña de promoción que han hecho, en la que su alianza con Steve Buscemi o los lyrics-videos de presentación (el de Ya Hey en la azotea del edificio Metlife de Nueva York, es una genialidad) han sido los grandes protagonistas. Es todo un ejemplo de cómo dar a conocer las nuevas canciones sin resultar cansino (hola, Daft Punk); canciones que elevan al grupo a los altares del pop, y que dejan muy claro que los neoyorquinos no son flor de un día.

Discos

Bleached, “Ride Your Heart” (Dead Oceans, 2013) 

Mucha gente pensará que no necesitamos el enésimo grupo femenino de guitarras con melodías pop dulces y potentes. Vivian Girls, Beast Coast y un largo etcétera de grupos de chicas se han encargado de que acabemos hasta las narices de estas bandas repetitivas y monótonas. Tan solo las Dum Dum Girls nos han dado esperanzas con ese cambio de rumbo triste y oscuro que mostraban en su fantástico EP del año pasado.

Discos

Deerhunter, “Monomania” (4AD, 2013) 

Bradford Cox y sus compañeros son muy listos y saben cuándo hay que empezar a reciclarse. Tras un brillante “Halcyon Digest”, en el que los de Atlanta sacaban su vena más pop, es el momento de volver a la suciedad. Eso sí, sin dejar de lado las buenas melodías y las grandes canciones. Sí, Deerhunter lo han vuelto a hacer.