Después de presenciar su ya lejano concierto en la edición 2013 del Primavera Sound y qué Michael Gira nos visitara a principios de éste año en solitario, se notaba en el ambiente qué había ganas de Swans. Y así se confirmó con la Sala Apolo casi a rebosar.