En nuestra reseña del último de los EPs de Albin Lee Meldau, apuntábamos que parecía estar aun tanteando cuál de los vehículos musicales era el más adecuado para su imponente voz. Ahora que ha llegado el “todo o nada” atribuible al lanzamiento de un debut de larga duración, podríamos decir que el sueco ha optado por seguir picoteando estilos y texturas, sin terminar de casarse con nadie, pero dejándonos unas cuantas pistas de hacia dónde puede encajar su rango.

Lo que está claro es que, ya nos derrita con la fragilidad acústica de ‘Before & After’ tema de apertura del disco, o nos ponga a bailar con el neo-soul de ‘The Weight Is Gone’ (la sorpresa definitiva de este disco y posible camino a muchos hits del futuro), Albin Lee va a por todas y no se ha permitido colar en su primer disco ni una sola canción de relleno. Se trata de material de primera al que, por ponerle alguna pega, tan sólo podría faltarle el toque de algún súper-productor para pasar la frontera que va de la buena calidad a la excelencia. De hecho, uno de los que se adaptaría sin problemas al discurso del artista es Danger Mouse, ya que resulta asombroso lo mucho que algunos temas pueden recordar a los añorados Gnarls Barkley (en ‘Bounce’ hasta juraría que quien canta es Cee Lo Green). Ahí queda la idea para el futuro.

Mientras tanto, Albin Lee se las basta para plantarle cara desde su palidez sueca a nuevas revelaciones de la música negra como Leon Bridges o Aloe Blacc (‘6th Street’, ‘Try’, ‘About You’), o hace que baladas de corte 50s como ‘Til the Sun Comes Around Again’ suenen frescas y excitantes. Igualmente, a través de ‘I Need Your Love’ (y sobre todo de sus consiguientes remixes), se postula como lustrosa voz invitada para cualquier DJ revientapistas que pueda necesitarlo.

Casi todas las canciones eran inéditas antes de publicarse el disco, con lo que el ya notable material de los EPs queda sin ser tocado. No falta, eso sí, ‘Lou Lou’, que a pesar de haberla petado hace ya más de dos años, era casi una pieza obligada en la puesta de largo de este cada vez más ilusionante artista.