8.0
Score

Final Verdict

Tal vez, esta obra se pueda considerar un álbum pequeño; sin embargo, aporta argumentos suficientes que ponderan sus virtudes. Funciona como lo que es y se expresa como tal: una orquesta. Los arreglos son imaginativos y permiten distinguir diferentes ritmos y modas musicales, cosa que no impide a que suene actual, con solvencia y cromatismo.

Este martes se ha celebrado en New Orleans el Mardi Gras. El carácter de sus habitantes se palpa en su música, en su gastronomía y en su manera de vivir. De ahí la reseña de este álbum. Este disco responde a esa visión poliédrica.

La joven y ya célebre New Orleans Jazz Orquestra (NOJO) examina la profunda relación de su ciudad con Francia en Petite Fleur”. El segundo álbum de la NOJO, bajo la dirección artística del batería Adonis Rose, presenta diez canciones, nueve de ellas estándares asociados a músicos franceses y a NOLA. Cyrille Aimée es la ideóloga del proyecto y ejerce de vocalista de la formación.

La jazzwoman, nacida y educada en Francia, de madre dominicana, actualmente vive y trabaja en The Big Easy. La cantante es una mujer de mundo, culta, inquieta y curiosa que dispone de un currículum notable en el que destaca una grabación muy recomendable, “Move On: A Sondheim Adventure» (2019), álbum dedicado a uno de los grandes compositores del teatro musical norteamericano, fallecido en 2021.

La vocalista se interesó por las raíces criollas del groove que se cocina en la cuna del jazz, ciudad que sufrió el huracán Katrina a principios de siglo, y propuso a Rose trabajar con él y con su orquesta. Para cimentar su proyecto, Aimée encontró un hilo conductor entre esa ciudad y sus compositores, y autores franceses. En Crescent City se hablan castellano, francés, inglés y distintos acentos caribeños, combinados con giros y expresiones locales, que –un aspecto poco conocido– mantiene una intensa relación con la música cubana.

El álbum se abre con una muy conocida melodía “Petite Fleur”, un estándar escrito en Francia, en los años veinte, por un jazzman proteico como fue el clarinetista Sidney Bechet (1897—1959), oriundo de NOLA, en la que se luce en su solo el saxo tenor Ricardo Pascal, también responsable del arreglo de la pieza. El segundo corte es una balada sensual, «What Are You Doing the Rest of Your Life», de Michel Legrand, que destaca por su fraseo. La NOJO y Aimée se sumergen con acierto al interpretar distintos estilos de The Big Easy. Así es en el stomp, una suerte de claqué muy popular un siglo atrás, en «Get the Bucket», de Jelly Roll Morton, destacando el saxofonista tenor Ed Peterson. Como en “I Don’t Hurt Anymore”, en la que resaltan los aromas del r&b tan propio de Fats Domino, que devendría en el r&r de NOLA; y en la composición que cierra, la second line, “Down”, en la que la voz de Aimée, autora de la canción, irradia luz y los trompetistas Ashlin Parker y John Michael Bradford sostienen un ritmo nervioso. La cantante, una improvisadora consumada, se luce en la preciosa «In the Land of Beginning Again” yen la elegante “On a Clear Day”, en las que muestra un registro vocal de difícil ejecución como es el scat. Asimismo viste con dulzura y swing contenido tunes como “Crazy He Calls Me” y «Undecided», en la que se supera. 

Tal vez, esta obra se pueda considerar un álbum pequeño; sin embargo, aporta argumentos suficientes que ponderan sus virtudes. Funciona como lo que es y se expresa como tal: una orquesta. Los arreglos son imaginativos y permiten distinguir diferentes ritmos y modas musicales, cosa que no impide a que suene actual, con solvencia y cromatismo. No por obvio es menos cierto: la voz de Cyrille Aimée se adapta al repertorio y al grupo, con una exquisitez, pocas veces conseguida, como en esta grabación. La dirección de Adonis Rose hace el resto.