Es imposible al acercarnos al debut de Yann Demage no acordarnos de «Bloody Sunday«, la película que supuso el descubrimiento de Paul Greengrass para el gran público.

Y es que una vez más nos encontramos ante una película que nos habla del conflicto de Irlanda del Norte desde una perspectiva casi documental y rodada con pulso firme.

Este thriller bélico nos muestra el infierno de las calles de Belfast en el año 71 para un joven soldado británico abandonado a su suerte tras una incursión del ejercito en la zona católica de la ciudad.

Con un contundente trabajo de dirección, el hasta ahora televisivo Yann Demage arranca una prometedora carrera cinematográfica que esperamos sea tan emocionante como este, su debut.

Claustrofóbica , violenta y de ritmo trepidante es una gran película de acción de alto contenido político.

La guerra sucia y los tejemanejes de uno y otro bando quedan al descubierto mientras nuestro protagonista (Jack O´Connell) intenta esconderse en las frías y devastadas calles de la ciudad no sólo del IRA.

Una autentica pesadilla y un prometedor debut en la gran pantalla.