Publicidad

Estreno: Girafes

girafes


La Sala Beckett estrena Girafes un viaje íntimo y emocional a la Barcelona franquista de finales de los años 50.



Estamos en los años 50, a finales de los años 50. Barcelona. Una vez más en el barrio que ahora todo el mundo conoce como el barrio del Raval. Un piso pequeño. De paredes estampadas. La luz es rancia. 125 voltios. La vida es gris.

En este piso vive un matrimonio joven, hace tres años que se han casado. Tienen un inquilino. Una jirafa. De noche esta jirafa dice que trabaja en una fábrica. No es así. Por la noche la jirafa se transforma. Es transformista. Va al Paralelo. Actúa. En un local clandestino. Donde cada noche los colores estallan y pasan por encima de las miserias.

En Girafes todo desaparece, un hijo que no llega nunca también es una desaparición, la mujer del vendedor de lavadoras es una exiliada, un personaje sufre unas amputaciones, otro es abducido por un ovni... Todo desaparece.

La vida es complicada, dura. Los personajes no ven con nitidez la realidad que los envuelve. Los golpes de la dictadura y los ecos de la guerra los ha dejado aturdidos. Existe un velo. Una niebla fina que cubre todas sus miradas.

El régimen solo permite vivir en el mundo real posible, la cotidianeidad fascista no da ningún respiro. Aquí es donde aparece uno de los temas más importantes de Girafes. La evasión, la fantasía, como cada personaje se inventa su propio cuento, su válvula de escape para huir del gris, el cine, la literatura, un cabaret clandestino...

La principal estrella del cabaret clandestino que hemos inventado, es un transformista, una jirafa. Las jirafas, a parte de su belleza, son animales enigmáticos, sin cuerdas vocales, con un corazón muy grande... Su belleza las hace ser y parecer tan diferentes sea cual sea el medio que las envuelve.

Esta diferencia, esta soledad que comporta es uno de los temas que también aparece con fuerza en Girafes. Cada personaje, en su intimidad, en su fantasía, saca a pasear su propia jirafa.

Girafes no es una mirada histórica al pasado, sino una mirada emocional, íntima. Situar a unos personajes en otro tiempo, lejos de nuestros días, nos permite observar otro comportamiento psicológico, otras reglas del juego.

“Girafes” se representa en la Sala Beckett del 1 al 18 de octubre de 2009.

Texto y dirección: Pau Miró
Intérpretes: Anna Alarcón, Albert Ausellé, Bernat Cot, Carles Flavià y Òscar Muñoz
Espacio y vestuario: Pi Piquer

Horarios: De miércoles a sábado a las 22:00 horas y domingo a las 19:00 horas.
Precio: 16 €


To Top